méxico | 20 de Abril de 2017

Religiosas, activistas e integrantes de la comunidad protestaron la semana pasada en Cincinnati contra la deportación de Maribel Trujillo Díaz. Foto Ap

Por

Por 

Redacción

Ciudad de México, 20 de abril.- El gobierno de México dijo que en la deportación de los connacionales Maribel Trujillo y Juan Manuel Montes Bojórquez representan una violación a las normas expresas de deportación de ese país, ya que ninguno de los connacionales representaba un riesgo para la seguridad de la sociedad estadunidense y tampoco cuentan con antecedentes de carácter criminal.

En un comunicado, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dijo que ante esta situación se ha fortalecido el diálogo con funcionarios del vecino país del norte y se evalúa la posibilidad de recurrir a las instancias jurisdiccionales correspondientes con el fin de hacer valer el estado de derecho.

La cancillería ratificó su compromiso de seguir trabajando para garantizar el respeto irrestricto de los derechos de los mexicanos sin importar su condición migratoria.

La cancillería dio cuenta de las medida de apoyo que otorgó a estos dos mexicanos y destacó que Maribel Trujillo llegó ayer al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, y fue recibida por representantes de la SRE, junto con autoridades del Instituto Nacional de Migración, y se llevaron a cabo procedimientos para verificar su buen estado de salud.

También dijo que continúa brindado apoyo de manera cercana a este caso y apoyo a las solicitudes de sus familiares en Estados Unidos.

En el caso de Juan Manuel Montes Bojórquez, joven mexicano beneficiario del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), dijo que dará seguimiento a la demanda presentada por organizaciones de defensa de los derechos civiles, en la que se solicitan detalles sobre la deportación de Montes, además de que estará atenta a los requerimientos de ayuda que se generen en su caso.

Sondeo

¿Estás de acuerdo con los paros magisteriales?