Baja California | 20 de Marzo de 2019

La presidenta de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en Baja California, Melba Olvera Rodríguez, en reunión de trabajo con el encargado del despacho de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, José Fernández Sánchez. Foto Ángel Ramírez

Por

Por 

Ángel Ramírez

Tijuana, 20 de marzo.- Proteger la labor de los policías y actuar con apego a los derechos humanos fue uno de los temas que la presidenta de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en Baja California, Melba Olvera Rodríguez destacó en una reunión de trabajo con el encargado del despacho de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, José Fernández Sánchez.
Olvera resaltó la importancia de que en Baja California exista una ley que, desde el punto de vista de los derechos humanos, hable sobre la aplicación de la fuerza pública y el uso de armas que hagan los cuerpos de seguridad.
Para la titular del organismo, son importantes la educación y la capacitación, como parte de un proceso de aprendizaje con protocolos prácticos y legales para que la fuerza pública actúe en forma eficaz.
Estos procedimientos, aseveró, no obstaculizan el ejercicio de sus funciones ni atentan contra la paz social y la justicia, más aún, la seguridad pública debe entenderse como derecho humano.
Acordaron ambos titulares realizar reuniones periódicas para dar seguimiento a quejas y recomendaciones emitidas a la SSPE en materia de derechos humanos.
En lo que va de 2019, se han presentado 145 quejas contra de la Secretaría de Seguridad Publica, subrayó Melba Olvera. Precisó que 65 correspondieron a Tijuana, 40 a Tecate, 33 a la capital del estado seis a Ensenada y una a Playas de Rosarito.

Entre las quejas destacan la vulneración de los cuerpos de seguridad al tema jurídico, la protección de la salud, al trato digno y a la integridad y seguridad personales.
Conminó a José Fernández a que se mantenga el diálogo a fin de que,
sumando esfuerzos, se logre una respuesta positiva en la cultura de derechos humanos en Baja California.