méxico | 20 de Marzo de 2019

El mandatario confió en que el conjunto de inversiones estadunidenses y mexicanas en una región abandonada por el neoliberalismo, impedirá que la migración de mexicanos sea por causas forzadas como la violencia o la falta de empleo. Foto tomada de @lopezobrador

Por

Por 

Alonso Urrutia y Alma Muñoz / La Jornada
Ciudad de México, 20 de marzo. Con el objetivo de concretar un acuerdo que permita las inversiones estadunidenses en el sureste de México y en Centroamérica por un monto de diez mil millones de dólares, el presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió anoche con Jared Kushner, yerno del presidente Donald Trump, en una cena efectuada en la casa de un "amigo común".

Durante su conferencia matutina, señaló que únicamente abordaron el tema de la canalización de inversiones, descartando cualquier otro tema. Señaló que la pretensión es que con estas inversiones, aunados a los programas promovidos por su gobierno y las inversiones del propio gobierno mexicano, se va a atemperar el fenómeno migratorio, es una forma de "resolver el problema de fondo en lo estructural".

Subrayó que no se discutió la posibilidad de un encuentro bilateral con Trump, lo cual sólo se concretaría en la medida en que se firme un acuerdo que consolide la inversión estadunidense. Insistió en que únicamente saldrá del país cuando sea necesario para firmar convenios que consoliden inversiones extranjeras en México.

Al detallar algunos pormenores del encuentro señaló que programas como Sembrando Vida, que generará 80 mil empleos con pagos de jornales a campesinos de cinco mil pesos mensuales en Chiapas, permitirán sembrar un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables y los 300 mil empleos que se pretende generar con la construcción del Tren Maya.

Ante la insistencia de que se hayan abordado otros temas, dijo que abordaron la cooperación para el desarrollo, incluido la consolidación del tratado comercial y la posibilidad de consolidar estas inversiones, precisó que de los 10 mil millones de dólares que invertiría el gobierno estadunidense, cinco mil millones de dólares se canalizarían hacia el sureste de México.

"Celebró mucho que nos hayan visitado. Sólo vinieron a esa reunión. Vamos a tener encuentros permanentes", porque de lo que se trata es de atender las causas de la migración. Confió en que el conjunto de inversiones estadunidenses y mexicanas en una región abandonada por el neoliberalismo, impedirá que la migración de mexicanos sea por causas forzadas como la violencia o la falta de empleo.

-¿Algún mensaje del presidente Donald Trump?

-El mensaje fue la visita, la entrevista, el encuentro, el interés de mantener la comunicación, la colaboración. De parte nuestra la decisión de mantener una relación de respeto mutuo y de cooperación para el desarrollo. Queremos una relación de amistad con el gobierno y pueblo de Estados Unidos.

Destacó que lo importante de este acuerdo de inversiones no es sólo el dinero en sí mismo, sino el potencial para generar empleos en el sureste del país y en Guatemala, El Salvador, Honduras.

Sondeo

Recientemente se presentó una iniciativa de ley para que el gobierno estatal norme el transporte público, otorgue concesiones y fije las tarifas máximas. ¿Está de acuerdo en que se les quite a los municipios?