méxico | 20 de Febrero de 2019

El 10 de febrero pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador asistió a Morelos para presentar el proyecto de la planta termoeléctrica en Huexca. Foto Luis Castillo / La Jornada

Por

Por 

Carolina Gómez Mena y Rubicela Morelos / La Jornada

Cuernavaca, Mor., 20 de febrero.- El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua Morelos, Puebla, Tlaxcala (Fpdta) y la Red Nacional Indígena (RNI) condenaron el "inconcebible y lamentable" asesinato del activista, Samir Flores Soberanes, opositor al Proyecto Integral Morelos (PIM).

El Fpdta manifestó que el crimen de Samir Flores Soberanes, "nuestro ejemplo de lucha en Amilcingo y toda la región", es "resultado de los oídos sordos" del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Exigió que la Fiscalía General de la República atraiga el caso y se aprehenda y castigue a los asesinos materiales e intelectuales de su compañero y que garantice la protección de todos los miembros y pueblos integrados en el frente, la Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos, Campamento Zapatista de Apatlaco y "todos los que nos oponemos al Proyecto Integral Morelos (PIM) y somos, para López Obrador, radicales ultraconservadores".

El Fpdta mencionó que un día antes del crimen, Samir y compañeros de Amilcingo asistieron al foro informativo que el delegado del gobierno federal en Morelos, Hugo Erik Flores realizó en Jonacatepec.

Ahí, dijo en un comunicado, al funcionario le cuestionaron "las mentiras que está diciendo" acerca de la termoeléctrica en Huexca y el Proyecto Integral Morelos (PIM)

Recordó que "desde el pasado 11 de febrero el Fpdta advirtió en una carta pública, dirigida a López Obrador, que sus declaraciones en apoyo a la termoeléctrica y el discurso de descalificación y odio que realizó en Cuautla a los defensores de la tierra y el agua, al anunciar la consulta pública sobre el PIM, podría generar mayor violencia

"Lo invitamos a que reconsiderara su posición y se sentara a dialogar con nosotros, que conociera de primera mano el clima de hostilidad y violencia que ha generado el PIM. Samir estuvo presente en la protesta del domingo 10 de febrero en Cuautla".

El Fpdta responsabilizó al gobierno federal del asesinato pues, apuntó "Samir no tenía más enemigos que la gente vendida que ha estado históricamente apoyada por el gobierno y la Comisión Federal de Electricidad en Amilcingo. 
Éste fue un crimen político por la defensa de los derechos humanos que Samir y el Fpdta lleva contra el Proyecto Integral Morelos y por la autonomía y autodeterminación de los pueblos", aseveró.

Red Nacional Indígena exige investigación exhaustiva
La Red Nacional Indígena (RNI) condenó el "inconcebible y lamentable" asesinato del activista. Carlos de Jesús Alejandro expuso a La Jornada que la RNI demanda al gobierno federal una "investigación exhaustiva" del crimen ocurrido esta mañana.

Acotó que al gobierno "le conviene aclarar esta situación, para que no se vea manchado" y añadió que la RNI se pronuncia por que se realice una consulta directa a las poblaciones indígenas que habitan la región y que este ejercicio sea conforme a la normativa internacional en la materia, es decir, conforme al Convenio 169 de la OIT.

Aparte, Jorge Velázquez habitante de la comunidad de Amilcingo, expuso que el homicidio se relaciona a la oposición de Flores al PIM y señaló que el poblado también exige se castigue a los culpables del crimen.

"Demandamos el esclarecimiento del asesinato del compañero y estamos convocando s las organizaciones sociales a armar un plan de acción en contra de la termoeléctrica Huexca, al gasoducto y acueducto" que contempla el PIM.

Subrayó que los habitantes de la comunidad exigen al presidente Andrés Manuel López Obrador la cancelación de la consulta del 23 y 24 de febrero, por ser "ilegal".