méxico | 20 de Febrero de 2019

En imagen de archivo, de camisa guinda, Samir Flores Soberanes, quien participó en una protesta en contra de la termoeléctrica durante una visita del presidente Andrés Manuel López Obrador en Cuautla. Foto Rubicela Morelos / La Jornada

Por

Por 

Rubicela Morelos Cruz / La Jornada

Cuernavaca, Mor., 20 de febrero. Samir Flores Soberanes uno de los opositores del Proyecto Integral Morelos (PIM) fue asesinado esta mañana afuera de su casa, ubicada en el poblado de Amilcingo, municipio de Temoac.

Según sus familiares y compañeros de lucha, esta mañana alrededor de las 6 de la mañana, tiempo local, llegaron dos coches a su domicilio; los ocupantes le llamaron, él salió y le dieron cuatro balazos. Sus familiares y vecinos lo llevaron al hospital de Jonacatepec; pero murió en el camino.

Antes de ser atacado a balazos, Samir Flores, según Jaime Domínguez, del Frente Pueblos en Defensa de la Tierra, el Agua y el Aire de Morelos, Puebla y Tlaxcala, se preparaba para ir a conducir un programa de la radio comunitaria de Amilcingo, medio por el que los habitantes de esa población resisten contra la operación del gasoducto que pasa por sus tierras, así como de las dos termoeléctricas de Huexca, y el acueducto que dejará, advierten, a los campesinos de Ayala sin agua.

Jaime Domínguez, compañero de lucha de Flores Soberanes, exigió al presidente del país, Andrés Manuel López Obrador y al gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo, "que se esclarezca el asesinato de nuestro compañero, porque en nuestro país las cosas quedan impunes; exigimos que se dé con el paradero de los asesinos materiales, como los autores intelectuales, de este cobarde asesinato, que se haga justicia”.

Samir ya había sido agredido a golpes, por un grupo de choque que se creó en ese pueblo en el 2014. En aquella ocasión él, junto con otros vecinos, trataron de parar las obras del gasoducto en su comunidad.

También sufrió varios desalojos violentos y golpes, en movilizaciones, por parte de elementos del Mando Único de la administración del ex gobernador, Graco Ramírez, tanto en Amilcingo como en Huexca.

Samir Flores Soberanes incluso sufrió agresiones directas por parte del dirigente de la Central Campesina Cardenista, Humberto Zamora y su gente, mismos que actuaban como un grupo de choque contra los opositores locales, al PIM.

Ayer, Samir Flores Soberanes cuestionó al delegado federal en Morelos, Hugo Eric Flores, en un foro que realizó el gobierno del estado en el municipio de Jonacatepec. Frente al funcionario federal le dijo, según Jaime Domínguez, que ellos se oponían a la termoeléctrica en Huexca porque acabaría con el agua y por la contaminación que traería para todo el estado. Le pidió al delegado federal que no mintiera a la población respecto de la escasez de agua que traerá el proyecto hidroeléctrico, y negara que no habrá contaminación al medio ambiente.

Este día, había quedado con otros compañeros del Frente Pueblos en Defensa de la Tierra, el Agua y el Aire de Morelos para acudir a increpar a Hugo Erick a Hueyapan en donde el gobierno estatal tiene agendado otro foro al respecto.

Miembros del grupo social responsabilizaron a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y a los gobiernos estatales, actual y anterior, “por las políticas sucias que han aplicado en los pueblos afectados, enfrentándolos y creando incluso grupos de choque para agredir a los opositores del PIM. Hace unos días enviamos una carta abierta al presidente del país, en donde le preguntamos a Obrador, a quien responsabilizaríamos si las agresiones contra nuestros compañeros seguían en aumento, ya que en Amilcingo y en Huexca, y en otras comunidades los agredían constantemente verbal y físicamente, incluso hubo hasta amenazas de muerte”.

Sondeo

El albazo legislativo endeudó a los bajacalifornianos, incluidos niños, durante 37 años. En su opinión: