méxico | 20 de Enero de 2019

Poco antes del mediodía guatemaltecos, salvadoreños y hondureños formaron una cadena humana para atravesar el río y entraron de forma ordenada Foto tomada de @teleSURtv | Archivo

Por

Por 

Elio Henríquez / La Jornada

Tapachula, Chis., 20 de enero.- Más de mil migrantes centroamericanos de la caravana que este viernes entró a México sin registrarse llegaron este sábado a Huixtla, en su segundo día de caminata hacia el norte del país.

Otros cientos –sobre todo niños y mujeres– decidieron permanecer en el parque de Tapachula por-que están cansados y ampollados y para esperar, según ellos, a otra caravana que entraría a México entre este domingo y el lunes.

Los más de mil indocumentados, hondureños en su mayoría, salieron a las cuatro horas caminando hacia Huixtla, ubicado a 40 kilómetros de esta ciudad, aunque algunos regresaron a Tapachula luego de caminar algunos kilómetros.

Fuentes de la parroquia de Huixtla informaron que los centroamericanos llegaron en el transcurso del día aL lugar.

De los aproximadamente 500 que se quedaron en Tapachula, alrededor de 100 regresaron durante el día a Ciudad Hidalgo, situada en la frontera, para solicitar la tarjeta por razones humanitarias, que en cinco días les entregará el Instituto Nacional de Migración (INM), luego de analizar cada caso.

El resto pasó la noche de este sábado en el parque central de Tapachula, en espera de nuevos grupos para continuar juntos hacia el norte del país, pues no tienen intenciones de registrarse ante el INM.

En el puente internacional Rodolfo Robles cientos de personas esperaban anoche ser atendidas para solicitar la tarjeta migratoria y cientos más que realizaron el trámite durante el día permanecían en las instalaciones del puerto, donde se acomodaron unos 500 migrantes.

El secretario de Protección Civil de Chiapas, Luis Manuel García Moreno, informó que en el estacionamiento del puerto fronterizo se instalará un albergue con capacidad para 3 mil 500 personas –mientras esperan a que el gobierno responda a su solicitud de refugio– porque pobladores de Ciudad Hidalgo se inconformaron con la colocación del refugio en el campo de futbol.