méxico | 20 de Enero de 2019

"Pero lo que hay que tener claro es que ni Trump ni nadie pudo haber armado un movimiento tan grande y potente de personas, aunque es cierto que Trump lo utiliza políticamente". Foto Guillermo Sologuren

Por

Por 

Fabiola Martínez

Ciudad de México, 20 de enero.- El Instituto Nacional de Migración (INM) informó que del jueves pasado y hasta anoche había registrado, en la frontera sur, el ingreso de 3 mil 691 extranjeros, 723 de ellos son menores de edad.

Los migrantes que llegaron en grupo a México recibieron tarjetas de visitantes por razones humanitarias y se les colocaron pulseras de identificación.

Desde el jueves, el instituto ha difundido imágenes de la recepción y apoyo brindado en su arribo a territorio mexicano.

El grupo está integrado básicamente por personas procedentes del triángulo de Centroamérica, aunque también se anotó a dos brasileños y cinco haitianos.

La aplicación del programa, en el que intervienen distintas instancias gubernamentales y de organismos internacionales, es supervisada personalmente por el comisionado Nacional de Migración, Tonatiuh Guillén.

Este es un programa para que México cumpla con la propia legislación con respecto a migrantes extranjeros, señaló Guillén.

Los agentes de migración reparten botellas de agua a los migrantes en Ciudad Hidalgo, Chiapas, y coordinan la atención médica de los extranjeros.

Asimismo, se les provee información sobre cómo solicitar refugio en México.

Al respecto, datos de Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) señalan que de los ingresos en caravana entre octubre y diciembre de 2018, los peticionarios de refugio sumaron 4 mil 190 personas, de un total de 29 mil 600 a escala general.

Por número de trámites (que pueden incluir a una persona o a más), la relación es de 2 mil 718 y 18 mil 517, respectivamente.

Es decir, los centroamericanos de las caravanas fueron 15 por ciento del total de los solicitantes el año pasado.

Entre el grupo más grande de extranjeros en esta situación no sólo hay centroamericanos. Si bien 45.9 por ciento de las solicitudes son de personas originarias de Honduras; 21.7 por ciento son venezolanos; 20.8 por ciento, de El Salvador; de Guatemala, 4.5 y de Nicaragua, 4.2. Sólo 2.9 por ciento son de otros países.

Como se ha difundido, el nivel de rezago en las respuestas a solicitantes de refugio es alto y, al corte del 31 de diciembre, 15 mil 280 estaban pendientes de resolución.