méxico | 20 de Enero de 2019

Con palas, algunos palos y hasta con las manos los pobladores han rascado el interior del canal en el cual se encuentra parte del ducto Foto Víctor Camacho

Por

Por 

Gustavo Castillo y Juan Enrique Montoya

Hidalgo, 20 de enero.Decenas de habitantes de este municipio y de otras comunidades aledañas que perdieron algún familiar en el estallido e incendio en la toma clandestina del ducto Tuxpan-Tula, iniciaron hoy su propia búsqueda de restos y evidencia en la zona, que quedó sin resguardo.

El Ejército se retiró del lugar, tras lo cual los pobladores violaron las cintas de seguridad y traspasaron lo que durante más de 36 horas permaneció sellado para la realización de trabajos periciales.

Con palas, algunos palos y hasta con las manos, habitantes de la zona han rascado el interior del canal, en el cual se encuentra parte del ducto. Aunque trabajadores de Pemex ya habían recubierto ayer el tramo afectado, hoy nuevamente se encuentra descubierta la tubería.

El resguardo del sitio correspondía a las autoridades estatales, ya que la Policía Federal sólo permanece sobre el tramo carretero, sin intervenir en la situación, pues aseguran que no es de su competencia.

Los ciudadanos afirman que a lo largo y ancho del terreno de alfalfa, tanto en el espacio en que quedaron los restos de 62 cuerpos, como en el interior del canal donde se registró la explosión y se encontraron los restos de cinco personas más, aun había fragmentos óseos o pruebas de que hay más victimas de lo sucedido el viernes, y que no fueron recuperadas por las autoridades.

Hasta el punto llegaron peritos en criminalista de la Procuraduría General de Justicia del estado de Hidalgo, y el alcalde de Tlahuelilpan, pero la zona perdió la preservación forense; durante casi tres horas el área fue “peinada”, revisada, pisada y en algunos puntos removida por los habitantes.

Los pobladores están ampliando su búsqueda de objetos o restos humanos a los espacios donde, de acuerdo con los videos difundidos durante y después del incendio, hubo personas que huían del sitio.

Algunos con palos y otros simplemente observando y con la mano, hurgaban entre el cultivo de alfalfa en busca de algún indicio de restos humanos.  Algunos aseguran haber encontrado algunas piezas dentales, hebillas, y otras cosas que los peritos no recogieron inicialmente.