mundo | 20 de Enero de 2019

Se les comentó a los migrantes que serían registrados y se les colocaría una pulsera para iniciar con la gestión de regulación migratoria Foto Víctor Camacho

Por

Por 

La Redacción / La Jornada

Durante un recorrido de trabajo por el estado de Chiapas para verificar la llegada de una nueva caravana migrante, personal de la Comisión Nacional de los Derechos (CNDH) constató un cambio en la política migratoria implementada por la presente administración, mayormente enfocada al respeto de la dignidad de la persona.

Mediante un comunicado, el organismo público informó que ante la llegada de un nuevo flujo de trabajadores internacionales sin documentos, está llevando a cabo diversas acciones para vigilar que se respeten sus derechos humanos y que las autoridades municipales, estatales y federales les otorguen asistencia humanitaria durante su estancia en territorio mexicano.

En dicho contexto, el personal de la CNDH efectuó un recorrido por el Puente Internacional Rodolfo Robles, ubicado en Ciudad Hidalgo, Chiapas, para observar el proceso de registro que han realizado 2 mil 376 migrantes de diversas nacionalidades para obtener la visa humanitaria que les ofreció el gobierno de México.

Los visitadores del organismo enfatizaron la necesidad de que los solicitantes de este beneficio cuenten con información suficiente y se resguarden adecuadamente los datos personales que proporcionen, tal como lo establecen las leyes mexicanas en esta materia.

Además, indicaron, debe otorgárseles alojamiento, alimentación, agua, asistencia médica y asesoría jurídica mientras concluyen el trámite de solicitud de la visa humanitaria, dentro del plazo de cinco días que establece la ley en la materia.

Por otra parte, los enviados de la CNDH recabaron testimonios en Tapachula de diversos migrantes que entraron al país a finales de 2018 y que no han tenido respuesta al solicitar la condición de refugiado, y efectuaron un recorrido en la ciudad de Tecún Umán, Guatemala, para verificar las condiciones en que los trabajadores internacionales se desplazan hacia México.