méxico | 19 de Diciembre de 2017

El alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco; el presidente del Partido Encuentro Social, Hugo Éric Flores Cervantes; Andrés Manuel López Obrador, precandidato a la Presidencia de Morena, y la dirigente nacional del mismo, Yeidckol Polevnsky. Foto Cristina Rodríguez / La Jornada

Por

Por 

Ángeles Cruz Martínez, La Jornada

Ciudad de México, 19 de diciembre.- Entre Morena y el Partido Encuentro Social (PES) no hay diferencias de fondo en lo político e ideológico, afirmó Andrés Manuel López Obrador. Muchos de ustedes son cristianos y han padecido discriminación; ahora no van a optar por excluir a quien piense diferente, señaló, y recibió la ovación de militantes de ese instituto político que atestiguaron la formalización de su registro como precandidato a la Presidencia por el mismo.

El presidente del PES, Hugo Éric Flores Cervantes, llamó a los integrantes de Morena que han cuestionado esta alianza a construir con respeto y tolerancia un Estado que respete a todos, con o sin religión, y aseguró que no negarán sus principios.

Agregó que el PES es cien por ciento juarista, tiene entre sus propósitos lograr la transformación del país y en los momentos difíciles hay que tomar decisiones: Nosotros decidimos ser valientes y apoyar a Andrés Manuel López Obrador.

Recordó que en las pasadas elecciones federales por la Presidencia de la República el PES también respaldó la candidatura del tabasqueño, por lo que rechazó el calificativo de advenedizos que se les han adjudicado militantes de Morena.

Ayer muy temprano la dirigencia del PES organizó ese acto en un hotel de Ciudad de México. Acudieron cientos de militantes, muchos de ellos del estado de México, así como Yeidckol Polevnsky, presidenta de Morena, y Cuauhtémoc Blanco, presidente municipal de Cuernavaca, Morelos.

Además del registro de López Obrador se concretó la alianza con Morena y el Partido del Trabajo (PT), llamada Juntos Haremos Historia. López Obrador se encamina a su tercera campaña por la Presidencia de la República.

En su discurso, el precandidato también rechazó que se trate de una alianza con la ultraderecha, y señaló que sería interesante profundizar y ver si, en realidad, quienes han entregado los bienes de la nación a la iniciativa privada nacional y del extranjero son de la ultraderecha.

Y siguió: ¿qué son ellos, liberales, moderados? Quienes han llevado al saqueo y al pillaje que han empobrecido a la gente y que han ocasionado el aumento de la violencia e inseguridad por su enfermiza ambición, ellos son la ultraderecha, no Encuentro Social.

Luego de insistir en la posibilidad de conceder la amnistía a quienes forman parte de los grupos criminales, responsables de la violencia y la inseguridad, como se hizo en El Salvador para conseguir la paz, López Obrador ratificó sus compromisos con ésta, la honestidad y la justicia.

Se cumplirán, dijo, sobre la base del respeto a las libertades. No vamos a actuar de manera autoritaria. Se van a respetar las garantías individuales con respeto a los derechos sociales. No impondremos nada, afirmó.

“Somos juaristas y como dijo Benito Juárez: ‘nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho’”. Prometió que este principio regirá su gobierno y habrá libertad por completo, incluida la de culto, en el marco de un Estado laico.

Más adelante advirtió que también habrá diálogo entre religiosos y no creyentes. No es soportar al otro, sino el respeto a todas las creencias de los mexicanos, apuntó.

Más tarde, en gira por Tlaxcala, descartó un posible cambio en su relación con los maestros afectados por la reforma educativa y en la defensa de sus derechos. Incluso dijo que la nueva relación que mantienen la ex líderesa magisterial Elba Esther Gordillo y el Partido Nueva Alianza con el Revolucionario Institucional y su precandidato presidencial, José Antonio Meade, no incidirá en ello, porque los maestros quieren un cambio verdadero, sean de la Coordinadora o del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación o independientes. Es un movimiento amplio el nuestro, plural e incluyente.
(Con información de Juan Luis Cruz Pérez / La Jornada de Oriente)

Sondeo

¿Cómo enfrentará la cuesta de enero?