méxico | 19 de Octubre de 2019

Los disidentes, en plena protesta. Foto Lorenzo Chim / La Jornada

Por

Por 

Lorenzo Chim / La Jornada

Campeche, 19 de octubre.- Disidentes morenistas ‘reventaron’ las asambleas distritales de las ciudades de Campeche y Carmen en las que se elegiría a los 20 delegados que participarán en la elección de la nueva dirigencia.

Molestos, porque fueron ‘rasurados’ del padrón, ingresaron a la fuerza a la sede del evento luego de romper una de las puertas de acceso y en el Carmen se robaron las boletas.

El delegado nacional de Morena para la elección en Campeche, identificado como Hernán Cortés, fue rebasado por la militancia, pues solo habilitó un equipo de cómputo para verificar que los asambleístas estuvieran en el padrón interno del partido, lo cual retrasó por varias horas el inicio de la asamblea.

Los grupos disidentes, encabezados por el ex dirigente estatal Carlos Ucán Yam, quien se encuentra suspendido de su militancia, a causa de que en un encuentro con jóvenes pusó al narcotraficante Joaquín Chapo Guzmán como ejemplo para el país, saltaron las bardas e ingresaron al Salón Social del Magisterio, donde se desarrollaría el evento.

Otro bando, liderado por Gladys Zavala Salazar, ex candidata a diputada local, rompió las puertas de vidrio y entró por la fuerza, para pedir que se suspenda la asamblea y que ésta se realice en cada uno de los municipios.

En Ciudad del Carmen los militantes no soportaron los fuertes rayos del sol, pues desde las ocho de la mañana empezó el registro de militantes y a la una de la tarde no había iniciado la asamblea, por lo que forzaron las puertas de acceso y entraron para robarse documentos y boletas con los cuales se realizaría la votación.

El coordinador de los diputados locales, José Luis Flores Pacheco responsabilizó al Comité Ejecutivo Nacional del desorden, pues se negaron a aceptar la colaboración de la dirigencia estatal, que aportaría más equipos de cómputo para el registro de asistentes.

Lamentó que los delegados nacionales huyeran, luego de que la situación salió de control.