diputados federales | 19 de Octubre de 2019

Foto Yazmín Ortega / La Jornada

Por

Por 

Enrique Méndez y Roberto Garduño / La Jornada
Ciudad de México, 19 de octubre.- En una sesión marcada por el ausentismo, la Cámara de Diputados aprobó ayer la Ley de Ingresos de la Federación 2020, que considera un monto de 6 billones 103 mil millones, esto es 6 mil 982 millones más que la propuesta del Ejecutivo.

La Cámara autorizó una deuda de 4 mil millones de pesos para la Ciudad de México y durante la discusión se eliminó la propuesta que consideraba la iniciativa del Ejecutivo para que los adeudos de estados con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) se cobraran directamente de las participaciones, aunque estas son inembargables.

Así, para recuperar adeudos, el Issste tendrá que suscribir convenios con las entidades.

El dictamen –que se turnó como minuta al Senado– fue aprobado con 264 votos en favor y 82 sufragios en contra.

A propuesta de Morena, se agregó la fracción VIII al apartado A del artículo 16 de la ley para otorgar un estímulo fiscal a librerías y venta de periódicos y revistas.

Tal estímulo consiste en una deducción para efectos del ISR de 8 por ciento del costo de libros, periódicos y revistas que adquieran contribuyentes cuyos ingresos no sean superiores a seis millones.

“El compromiso con la industria y la cadena editorial es que para 2021 la tasa cero sea el siguiente paso”, dijo el presidente de la Comisión de Cultura, Sergio Mayer.

La carátula de Ingresos se modificó, con una estimación de recaudación adicional de 6 mil 396.6 millones de pesos, al reducir el monto que las grandes empresas de transporte terrestre público y privado, de carga o pasaje, así como el turístico, pueden deducir por compra de diésel y biodiésel.

El pleno desechó una propuesta de Juana Carrillo Luna que pretendía extender ese beneficio a las grandes empresas transportistas.

Se mantuvo la previsión de 585 millones de pesos adicionales, al obligar a los distritos de riego al pago de derechos, a excepción de escuelas que tengan parques deportivos.

Se incluyó un cambio a la Ley del ISR, para otorgar una reducción tributaria a personas morales de derecho agrario constituidas únicamente por ejidatarios y comuneros o ejidos y comunidades, que se dediquen a actividades agrícolas, ganaderas, pesqueras, silvícolas o cooperativas, siempre y cuando sus ingresos no excedan 5 millones de pesos al año. El pleno autorizó que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) aplique un esquema de regularización de la cartera vencida en estados, municipios, alcaldías de la Ciudad de México, y organismos públicos prestadores de servicios de agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de aguas residuales.

Además, a propuesta de Irineo Molina (Morena) se admitió que la CFE condone adeudos, debido a que los gobiernos estatales y municipales no cuentan con recursos para pagar.

Enrique Ochoa Reza (PRI) respaldó que exista una enmienda para dar fundamento jurídico para que la CFE realice los convenios, favoreciendo la cultura de pago, pero planteó que se cuide no caer en una inconstitucionalidad.

Patricia Terrazas (PAN) agregó que aun cuando la electricidad se cobra como derecho, incluir el pago del IVA sería inconstitucional frente a la reciente reforma para prohibir la condonación de impuestos.

También Manuel López Castillo (Morena) agregó un artículo transitorio para que a más tardar en ocho meses el Congreso legisle sobre la legalización de autos chocolate. “Para muchas familias, su coche es lo único que tienen”, argumentó Teresita Vargas, de la misma bancada.

Sondeo

Ante la escasez de agua en Tijuana, ¿aceptas reducir tu consumo para no agotar la reserva?