Baja California | 19 de Octubre de 2018

El senador de Morena instó a dar con responsables de las prácticas, antes de llevar el caso a otras instancias. Foto tomada de la cuenta de Facebook de Jaime Bonilla

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 19 de octubre.- El senador de Morena por Baja California, Jaime Bonilla Valdez, instó a autoridades de la Aduana y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente para que atiendan y resuelvan denuncias de importadores de madera por cobros de entrada a patios en predios particulares para revisión y visto bueno del material que ingresa al país, por parte de personal de la dependencia ambiental.

Los empresarios señalaron que se les cobran entre 700 y 4 mil pesos por carga que entra a un predio particular utilizado por la Profepa como "patio de revisión", y calcularon que cada día pasan entre 100 y 120 camiones cargados.

Al respecto, el senador advirtió en un comunicado de prensa que "eso es evidentemente un acto de corrupción y voy a llevar el tema a la Comisión de Asuntos Fronterizos y Migratorios, para que sea el Senado de la República el que solicite y revise los contratos de comodato para la utilización de este tipo de predios privados, con el fin de que se castigue a quienes resulten involucrados en negociaciones ilícitas como las que están denunciado".

Afirmó que no solo es el cobro variable que les exigen al entrar los camiones cargados con madera a los "patios" habilitados para Profepa que da el visto bueno para que las maderas ingresen a territorio mexicano, sino que la investigación es para descubrir a los propietarios de los predios y a los funcionarios que autorizaron los contratos de comodato o cualquier otra modalidad y que "están haciendo el gran negocio".  

En una reunión que se llevó a cabo en las instalaciones de la Aduana en Mesa de Otay, Bonilla Valdez escuchó los planteamientos de los importadores de madera, quienes fueron representados por el presidente de la Cámara de Comercio local, Mario Escobedo Carignan; los señalamientos habían sido presentados en en días pasados en la Ciudad de México.

El senador exhortó a los funcionarios de ambas dependencias federales para "que hagan lo que tengan que hacer para que estas quejas sean atendidas y resueltas aquí, en donde se están registrando, para no tener que trasladarlas a otras instancias en la Ciudad de México", dijo el comunicado de prensa.

Aclaró que de acuerdo con la política del nuevo gobierno, lo que se pretende es resolver la situación aquí mismo y no complicarla “vienen cambios muy significativos; no se está cambiando el gobierno, no se está cambiando el partido, se está cambiando el régimen y la forma de gobernar para evitar que se sigan cometiendo actos de corrupción", advirtió.

En la reunión, que duró más de dos horas, estuvieron además de importadores de madera para el comercio de este producto en Tijuana, y el presidente de la Canaco Mario Escobedo Carignan; el administrador de la Aduana, Enrique Orantes; el administrador Central de Operación Aduanera en el Servicio de Administración Tributaria (SAT), Guillermo Peredo Rivera, y, el subprocurador de la Profepa, Arturo Rodríguez.