méxico | 19 de Agosto de 2019

La policía argentina dejó en libertad a Carlos Ahumada. En la imagen, el empresario detenido en México en 2006. Foto Carlos Ramos Mamahua / archivo La Jornada

Por

Por 

Eduardo Murillo / La Jornada
Ciudad de México, 19 de agosto. Luego de pasar menos de 48 horas en prisión, el empresario Carlos Ahumada Kurtz fue liberado la madrugada del domingo en Buenos Aires.
 
La vocera de la Policía Federal de Argentina, Jennifer Di Serio, afirmó en entrevista telefónica: Igual hicimos consulta y según el secretario del juzgado sí fue excarcelado. Lo que no sé es ni a qué hora ni cuándo, si iba con fianza; no tengo la menor idea, hay que consultar al juzgado pertinente. Lo que sí me confirmaron es que fue excarcelado.
 
La FGR continuará con proceso de extradición
 
Fuentes federales confirmaron que el empresario salió de la penitenciaría, pero aseguraron que quedó sujeto a medidas cautelares consistentes en una fianza, cuyo monto no se especificó, además de que su pasaporte fue retenido. También se informó que pese a esta liberación la Fiscalía General de la República (FGR) continuará con el proceso para solicitar su extradición a México.
 
Ahumada Kurtz fue detenido el viernes pasado en el aeropuerto internacional Jorge Newbery de Buenos Aires, al cumplimentar una ficha roja de la Interpol a petición de la FGR.
 
La localización y captura del empresario argentino fue solicitada por las autoridades mexicanas, que lo señalan como responsable de defraudación fiscal al no pagar el impuesto sobre la renta (ISR) por un monto de un millón 472 mil 236 pesos, correspondiente al ejercicio fiscal 2012.
 
La detención fue concretada por la División de Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones de la Policía Federal de Argentina, que lo trasladó a la unidad 29 de la localidad de Comodoro Py, provincia en Buenos Aires.
 
Los abogados de Ahumada presentaron ante la justicia argentina diversos documentos del Sistema de Administración Tributaria de la Secretaría de Hacienda en los que se da cuenta que su cliente fue sometido a una auditoría fiscal en 2018, de la cual se generaron varias observaciones sobre sus declaraciones anteriores.
 
Según estos documentos, lo que habría pagado Ahumada por el ISR, más multas y recargos, fue un total de 5 mil 473 pesos.