méxico | 19 de Agosto de 2019

El presidente en su conferencia dijo al EZLN "adelante, porque significa trabajar por los pueblos" En la imagen municipio de Guadalupe Tepeyac, que fue la base principal del movimiento zapatista. Foto Alma E. Muñoz / archivo La Jornada

Por

Por 

Néstor Jiménez y Enrique Méndez / La Jornada
Ciudad de México, 19 de agosto. Ante el anuncio de integrantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) sobre la ampliación de 11 nuevos territorios autónomos encabezados por los zapatistas, el presidente Andrés Manuel López Obrador les dio la bienvenida pero llamó a que no haya violencia.
 
El zapatismo “dijo que van a ampliarse, y crear más municipios autónomos: bienvenidos, adelante, porque significa trabajar por los pueblos, pero sin violencia”, indicó este lunes en su conferencia de prensa matutina.
 
Además, el mandatario se refirió al conflicto por la construcción de la planta termoeléctrica de Huexca, en Morelos, a la que grupos de pobladores de la zona se oponen.
 
Dijo que “queda para la consciencia de todos. Quieren que se convierta en fierro viejo, que se vuelva chatarra, se convierte en chatarra, porque no vamos a reprimir, nada más que tienen que asumir su responsabilidad”.
 
Aclaró que para la operación de la termoeléctirca de Huexca no llegaría una empresa extranjera sino que la operaría la CFE.
 
“Qué pasa si la planta no entra en operación? Se tiene que comprar energía eléctrica a empresas extranjeras”
 
Lamentó el asesinato del activista Samir Flores, quien se oponía a dicha obra, pero subrayó que no tiene nada que ver con el gobierno. “Es inmoral usar el asesinato de este compañero para levantar las banderas contra el gobierno, es de conservadores, no es de gente de izquierda”.