méxico | 19 de Agosto de 2018

De 21 primarias atendidas en el ciclo anterior -de un total de 46 planteles-, en la mitad, los estudiantes de los dos últimos grados manifestaron su preocupación, inquietud y curiosidad por la práctica del ‘pack’. Foto Yazmín Ortega Cortès

Por

Por 

Laura Gómez Flores | La Jornada

Ciudad de México, 19 de agosto.- La conducta de distribución de fotos eróticas vía redes sociales, conocida como ‘pack’, se extendió a estudiantes de quinto y sexto año de primaria, incrementándose el riesgo de ser víctimas de acoso escolar o delitos graves, como pornografía infantil o trata de personas, alertó el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México.

En el marco del programa ‘Juntos Contra el Bullying’ señaló que esa conducta ha estado presente en el 100 por ciento de las escuelas secundarias y de media superior atendidas durante los ciclos escolares 2016 y 2017, de acuerdo con los alumnos consultados.

Destacó que, de 21 primarias atendidas en el ciclo anterior -de un total de 46 planteles-, en la mitad, los estudiantes de los dos últimos grados manifestaron su preocupación, inquietud y curiosidad por la práctica del ‘pack’, reconociendo que ya la habían llevado a cabo.

Un ciclo anterior, donde se atendió el mismo número de planteles, dicho tema no estaba presente en los alumnos de quinto y sexto año, ni siquiera como duda de carácter sexual, lo cual es un riesgo, porque es una acción que se desarrolla principalmente en redes sociales.

El Consejo Ciudadano advirtió que las personas pierden el control muy fácilmente de lo que se comparte, incurriendo en el ‘sexting’, que es difundir sin la autorización de quien compartió fotografías o videos con contenido sexual, por redes sociales o teléfonos móviles.

Los riesgos que enfrentan es que cuando el material es visto por cualquier persona pueden perder su privacidad, la difusión del material puede afectar emocionalmente a las personas o ser víctima de extorsión, fraude, secuestro y trata de personas, entre otros.

Además pueden ser acosados por redes de trata de personas o de pornografía infantil o llegar a la comisión de un delito al almacenar o compartir ciertos materiales, por lo cual recomendó a estudiantes y padres de familia en el ciclo 2018, no hacer ‘packs’.

Comentó que, aun cuando no se tenga la intención de compartir, el material puede ser robado y utilizado para fines ilícitos, o no incluir elementos el rostro de la persona; y establecer normas para publicar información o datos personales y/o familiares.

En caso de que les llegue un ‘pack’, borrarlo y bajo ninguna circunstancia compartirlo, no agregar a las redes sociales a personas que no conozco físicamente, y no entregar sus contraseñas, porque jamás serán una prueba de “amor” o de “confianza”, indicó.