méxico | 19 de Agosto de 2018

En la imagen, alumnos de una primaria rural en León, Guanajuato. El Inee señala que el servicio educativo comunitario tiene el mayor número de alumnos de prescolar y primaria en localidades de alta y muy alta marginación Foto José Carlo González

Por

Por 

Laura Poy Solano

Domingo 19 de agosto de 2018, p. 29
Este lunes regresarán a clases 25.7 millones de alumnos de prescolar, primaria y secundaria en todo el país al ciclo escolar 2018-2019. De ellos, 10.1 millones enfrentan un doble desafío: asisten a escuelas ubicadas en comunidades de alta y muy alta marginación que, en muchos casos, operan con carencias de equipamiento e infraestructura; son 127 mil 957 planteles que atienden principalmente a habitantes de comunidades rurales de menos de 2 mil 500 habitantes y población indígena.

Los datos más recientes sobre el sistema educativo nacional, dados a conocer por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (Inee) en el informe Panorama Educativo de México 2017, revelan que 39.3 por ciento de la matrícula de educación básica enfrenta desventajas no sólo económicas, sino también escolares.

Destaca que del total de escuelas de educación básica y planteles de educación media superior, "poco más de la mitad (55.9 por ciento) se ubica en localidades con alto y muy alto grado de marginación".

Se trata de escuelas con un número reducido de alumnos en comparación con las que se asientan en áreas urbanas,"pues se encuentran en localidades con alto y muy alto grado de marginación donde nueve de cada 10 alumnos matriculados en prescolares y primarias indígenas (96.3 y 96.4 por ciento, respectivamente)".

El organismo autónomo señala que después del servicio educativo indígena, el comunitario es el que tiene "el mayor número de alumnos en prescolares y primarias en localidades de alta y muy alta marginación (82.2 y 86.2 por ciento, respectivamente), mientras que nueve de cada 10 telesecundarias se ubican en localidades de media, alta y muy alta marginación".

En un análisis de las escuelas multigrado –aquellas que son atendidas en todos los niveles educativos por uno a tres docentes–, señala que del ciclo escolar 2001-2002 al 2016-2017 el número de escuelas unitarias de prescolar aumentó, al pasar de 25.2 a 28.7 por ciento.

En el caso de las escuelas primarias, se presentó una baja en la proporción de escuelas multigrado del ciclo escolar 2001-2002 al 2016-2017, al pasar de 46.9 a 43.2 por ciento. En cambio, en el subsistema de telesecundarias unitarias y bidocentes se presentó una ligera disminución del ciclo escolar 2001-2002 al 2007-2008, al pasar de 23.6 a 19.4 por ciento, para después tener un leve incremento hasta llegar a 20.6% en el ciclo 2016-2017.

En estos planteles, de acuerdo con la ruta de implementación del nuevo modelo educativo, también se deberán aplicar –a partir de este 20 de agosto– los contenidos aprobados en el marco de la reforma, que se pondrán en marcha de manera escalonada. En este ciclo escolar le corresponde a los tres grados de prescolar, primero y segundo de primaria, y primero de secundaria.

Al respecto, profesores frente a grupo destacaron que habrá un retorno a clases en medio del caos y la incertidumbre.

Esto no sólo se debe a la aplicación de dos modelos educativos distintos, pues habrá alumnos que se formen con el plan de estudios 2011 y otros con los nuevos programas, también porque "la capacitación para implementar los nuevos planes de estudio fue absolutamente insuficiente, a lo que se suma una enorme intranquilidad porque no sabemos qué pasará con estos contenidos una vez que entre en funciones la nueva administración, pues prometió echar abajo la reforma educativa".