méxico | 19 de Julio de 2016

Los inconformes pernoctaron en el mercado Hidalgo de la ciudad de Puebla. Foto Yadira Llavén/ La Jornada

Por

Por 

Yadira Llavén/La Jornada Oriente

Puebla, 19 de julio.- Justicia por los 11 asesinatos en Nochixtlán, libertad a presos políticos y abrogación de reforma educativa, exigió la Caravana de los Pueblos Originarios de Oaxaca por la Paz y la Justicia, conformada por 142 autoridades comunales y más de 930 pobladores, durante su paso por la ciudad de Puebla.

Alrededor de las 8:30 horas, partieron del mercado Hidalgo a la capital del país, con el reclamo de justicia al pueblo de Nochixtlán, libertad de los presos políticos y la abrogación a la reforma educativa.

A nombre de las autoridades municipales y agrarias de los pueblos de Oaxaca, el alcalde de San Juan Mixtepec, convocó a la sociedad civil de Puebla a que se sume a la causa y lucha del pueblo de México.

Destacó que la defensa de la educación popular no es un asunto del estado de Oaxaca, sino de todo el país, y por lo tanto los pueblos de México deben apoyarse para echar abajo la reforma educativa que privatizará el sistema.

La dirigencia de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes “28 de Octubre” y el Consejo Democrático Magisterial Poblano (CDMP), que conforman el Frente de Organizaciones Sociales y Políticas del Estado de Puebla (Fosyppue), recibieron a las 24 horas de este lunes a la Caravana que procedió de Amilcingo, Morelos.

En Puebla, los oaxaqueños pernoctaron en el mercado Hidalgo, para realizar su recorrido hacia la ciudad de México donde buscarán dialogar con el gobierno federal y exponer la necesidad de abrogar la reforma educativa, en respaldo a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Tras concluir un mitin en la capital poblana, la Caravana motorizada realizó una marcha del centro de abastos a la autopista México-Puebla, vía la comunidad de San Felipe Hueyotlipan.

Las autoridades comunales de los pueblos triquis oaxaqueños van a bordo de más de 100 vehículos, entre camiones y automóviles particulares.

La marcha de medianoche por las principales calles de Puebla recibió el respaldo de curiosos, que a esa hora salieron de sus viviendas para aplaudir al movimiento oaxaqueño.

En su recorrido la caravana demandó justicia por el asesinato de 11 civiles en la comunidad de Nochixtlán, en manos de la policía federal.

Por la tarde de este lunes, las autoridades ingresaron al municipio de Acatlán de Osorio, ubicado en la Mixteca, donde docentes, padres de familia y estudiantes se unieron a la movilización.

El representante de las autoridades comunales de Oaxaca, Rodolfo López Hernández, informó que el grupo va dirigido por los ediles de Yanhuitlán y Santa María Apazco.

En el mitin que se realizó frente al palacio municipal de Acatlán, López Hernández dio lectura al pliego petitorio que hacen al gobierno federal. Los siete puntos son: la abrogación de la reforma educativa y el resto de las reformas estructurales; libertad inmediata de los maestros y presos políticos; castigo a los responsables de los hechos violentos en Nochixtlán; castigo y destitución del secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, respeto al territorio, a los sistemas normativos internos y a la autonomía municipal.

En su intervención, el maestro Héctor Betanzos dio un mensaje de bienvenida y a nombre de la Asamblea Popular de la Mixteca Poblana se solidarizó con la lucha de los docentes.

Los poblanos entregaron a la Caravana un documento con firmas en respaldo a las demandas de los maestros, además de una tonelada de víveres y más de 3 mil pesos reunidos durante la marcha.