Baja California | 19 de Junio de 2018

El secretario de Gobierno municipal, Leopoldo Guerrero, descartó que el Ayuntamiento vaya a donar terrenos para construir casas a las familias afectadas por el deslizamiento de tierra. Foto Antonio Maya

Por

Por 

Antonio Maya

Tijuana, 19 de junio. - El Ayuntamiento de la ciudad se deslindó de la responsabilidad de lo sucedido el pasado 4 de febrero en la colonia Lomas del Rubí, donde 161 casas fueron afectadas por un deslave de tierra provocado por Grupo Melo, al que el municipio acusa de ser el único culpable.

El representante legal de la empresa, Raúl Melo, declaró que el ayuntamiento no ha buscado una solución en conjunto para resolver la situación en Lomas del Rubí, así como que los trabajos de los expertos no vinculan las obras realizadas en el fraccionamiento Valles del Pedregal con lo sucedido en la colonia.

Es por eso que se realizó una rueda de prensa en la oficina del secretario de gobierno municipal, Leopoldo Guerrero, en la que detalló que de acuerdo con el dictamen técnico, Grupo Melo fue quien alteró el terreno de Lomas del Rubí con las obras que estaban realizando en el fraccionamiento Valles del Pedregal, debido a que no respetó los reglamentos y las recomendaciones técnicas.

Al cuestionamiento de reporteros sobre por qué el ayuntamiento no dona un terreno para la construcción de viviendas como lo propuso Raúl Melo, como solución para las familias que se quedaron sin hogar, contestó que “Nosotros no estamos obligados a darles ningún terreno; eso tenemos que decirlo muy claro, fue una de las cosas que en su momento se han estudiado ver esas posibilidades. El ayuntamiento no tiene terrenos para darle a todas las personas que tengan la necesidad de un terreno”.

Guerrero dijo que si el dictamen técnico que se hizo en Lomas del Rubí no se le entregó al grupo constructor fue porque el ayuntamiento no está obligado a entregárselos a ellos sino a los afectados.  

El secretario señaló que el perito encargado de obra que había sido contratado por el ayuntamiento para estar a cargo de la supervisión fue despedido, y a la par informó que se le puso una demanda a Grupo Melo el 1 de junio por las afectaciones a la infraestructura del gobierno municipal, que hacienden a más de 9 millones de pesos según el avalúo que ellos realizaron.