Baja California | 19 de Mayo de 2017

Localizado en el cruce fronterizo del Chaparral en la frontera de Tijuana con Estados Unidos, el módulo tiene el objetivo de permitir regularizar sus estudios o proveerlos de opciones para continuar con ellos una vez en territorio nacional. Foto Alberto Elenes

Por

Por 

Alberto Elenes

Tijuana,  19 de mayo.- Un módulo de atención educativa para los migrantes que son deportados a México, fue puesto en marcha este viernes con el apoyo del programa "Amigo mexicano, educación  sin fronteras", del Instituto Nacional de Educación para Adultos (INEA).

Localizado en el cruce fronterizo del Chaparral en la frontera de Tijuana con Estados Unidos, el módulo tiene el objetivo de permitir regularizar sus estudios o proveerlos de opciones para continuar con ellos una vez en territorio nacional.

Una de las nuevas facilidades que tendrán es que no sera obligatorio traducir sus documentos del inglés al español y recibirán atención para aprender el idioma  aquellos que únicamente hablen el inglés.

“Los mexicanos que regresan por no estar en una situación migratoria regular en Estado Unidos son recibidos como ciudadanos que tienen competencias, capacidades, cualidades y habilidades que son no un reto, sino una oportunidad para México”, expresó el director general del INEA, Mauricio López Velázquez, durante la ceremonia de inauguración.

Son cinco espacios habilitados hasta el momento, el propósito es contar con once a lo largo de la frontera con Estados Unidos y en el Aeropuerto Benito Juárez de la Ciudad de México.

Este tipo de programa es el primero en su tipo, “no lo tienen ningún gobierno en el mundo para recibir a sus compatriotas cuando vienen de un proceso similar, no hay en el mundo un programa como ‘Somos Mexicanos’ para coordinar la recepcion de connacionales cuando regresan de una nación deportados”, reiteró López Velázquez.

Durante 2016, 217 mil mexicanos fueron deportados al país de los cuales ocho ocho mil 500 se quedaron en Baja California; de estos, un promedio de dos mil 831 registraron rezago en su educación en Tijuana, mil 225 en Mexicali y 455 que se fueron a Ensenada.

De esos 217 mil mexicanos, 109 mil tenían secundaria trunca o estudios inferiores, nueve de cada 10 son hombres cuyas con edades oscilan entre los 15 y 40 años.

Los "dreamers" (soñadores) son considerados por el gobierno mexicano como "la joya de la corona" debido a los conocimientos aprendidos en Estados Unidos, el año pasado fueron deportados a México dos mil 25 de éstos jóvenes soñadores.

Para el gobierno federal mexicano, su similar estadunidense difícilmente querrá deshacerse de aquellos que estudian ya en las universidades, que cursan en las mejores escuelas o que tal vez cuentan ya con una especialidad.

Actualmente, a los mexicanos deportados se les brinda Seguro Popular, alimentación, son ingresados al Sistema Nacional de Empleo para apoyarlos en conseguir un trabajo en sus entidades y ahora se ha sumado la SEP y el INEA para brindarles la educación que requieran.

¿Cómo funcionan los módulos Amigo Mexicano, Educación sin Fronteras?

Una vez que los migrantes se encuentren en los centros de deportación del Instituto Nacional de Migración (INM), se les ofrecerán facilidades para continuar con sus estudios, en los cinco módulos que ya están habilitados y en los seis restantes por entrar en operación podrán registrarse.

De inicio, explicó el director general de Asuntos Internacionales de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Benito Mirón López, se les orientará sobre cómo pueden iniciar, continuar, concluir o revalidar sus estudios en territorio mexicano.

“Vamos a hacer un programa junto con el INEA, para enseñarles español a aquellos mexicanos o niños americanos que regresan a México pero que no hablan perfectamente bien el español, no lo escriben o tienen dificultades para integrarse al Sistema Educativo Nacional. Vamos a estar acompañando tanto en la educación escolarizada, en las primarias, como aquellos que son adultos”, mencionó Mirón.

El 94 por ciento de los migrantes repatriados en el 2016, abundó, fueron personas mayores de 15 años, “esto quiere decir que la atención mayor va a estar en el INEA y no en el servicio escolarizado regular, normal, en las primarias y en las secundarias”.

Según las autoridades, el objetivo de este programa es priorizar el derecho a la educación sobre cualquier trámite burocrático, “ya no les vamos a pedir ningún tipo de documentación, ni que traduzcan los documentos al español, ni que sean certificados por algún perito especializado.

"Es decir, podrán incorporarse de manera inmediata al nivel educativo que les corresponda, ellos bajo protesta de decir verdad indicarán cual es este nivel educativo”, agregó el funcionario de la SEP.

En las escuelas a las que sean canalizados, los estudiantes repatriados deberán responder a un examen con el que comprobarán si cuentan con los conocimientos necesarios y para averiguar en qué nivel académico se encuentran y sean canalizados.

Se mantienen deportaciones con respecto al 2016

En lo que va del 2017, por la frontera de California con Baja California han sido deportados aproximadamente 16 mil repatriados de un total cercano a los 57 mil a nivel nacional.

Esta cantidad de connacionales regresados por esta entidad es similar a los que deportan por la fronteras de Tamaulipas, el otro punto de mayor movimiento de deportaciones a México de los 12 que existen en el país, según estadísticas del Instituto Nacional de Migración (INM).

Al respecto, el delegado del INM en Baja California, Rodulfo Figueroa, pidió no dudar de las declaraciones que del presidente de Estados Unidos acerca de la cantidad de deportaciones que realizará durante su mandato, “sin embargo, felizmente, en los primeros meses de éste año el número de retornos a México ha sido menor que el año pasado”, expuso.

Figueroa precisó desconocer si la tendencia continuará o cambiará lo que resta del 2017, pero hasta el momento la cifra es un 30 por ciento menor al mismo periodo del 2016.

Sondeo

¿Es suficiente el retiro de concesiones de taxis amarillos ante los actos de violencia de sus choferes?