cultura | 19 de Abril de 2019

Personal de la catedral es interrogado en torno al desastre en el edificio de más de 800 años de antigüedad. Foto cortesía / La Jornada Baja California

Por

Por 

Redacción La Jornada

Ciudad de México, 19 de abril.- La empresa Le Bras Frères, que participaba en la restauración de la catedral de Notre Dame de París siniestrada el pasado lunes, estuvo implicada en el incendio de una sala de conciertos en Belleville-sur-Meuse a primeros de este mes.

L’Express, semanario francés, publicó ayer que la compañía a cargo de los andamios en la catedral parisina había tenido que lamentar un incendio accidental el lunes 1 de abril, que pudo localizarse y apagarse en 10 o 15 minutos, con resultado de daños muy limitados.

‘‘Es una paralelismo inquietante. Suficiente en cualquier caso para agitar la pequeña ciudad en Meuse, que vio con horror parte de Notre Dame de París volverse humo en la noche del lunes al martes. Los habitantes de Belleville-sur-Meuse no conocen la catedral de París sino por televisión, pero están particularmente familiarizados con sus imponentes andamios.”

La publicación informó que el grupo francés Le Bras, que está en el centro de la investigación en París, emplea unas 200 personas para una facturación de 25 millones de euros en 2017. La remodelación de Notre Dame es su buque insignia, pero interviene en múltiples sitios, ya que es ‘‘una referencia en el campo de la restauración del patrimonio”.

Acuerdo amistoso
El diario L’Est Républicain describió que en el incendio en Meuse, a 250 kilómetros de la explanada de la catedral de París, un transeúnte observa un escape de humo en el lugar y los bomberos de Verdún controlan el fuego. ‘‘El daño es limitado, solo se extiende a lo largo de unos pocos metros cuadrados, pero las vigas fueron afectadas”.

De acuerdo con los primeros elementos de la investigación, los técnicos dijeron que si la ignición hubiera sido descubierta más tarde, toda la estructura de madera del edificio podría haberse quemado.

Tras el incidente, se suscribió un ‘‘acuerdo amistoso” entre la comunidad de aglomeración Grand Verdún (CAGV) y la compañía, que asumió la responsabilidad de los daños en las viguerías, según confirmó su representante.

L’Express publicó que por ahora no hay ninguna investigación de la brigada criminal en Belleville-sur-Meuse.

Cortocircuito, probable causa del incendio
En tanto, de acuerdo con las investigaciones preliminares que se llevan a cabo en la catedral, se ha determinado que un cortocircuito podría ser la causa más probable del incendio.

Reportes periodísticos indican que los encargados de la investigación no han podido ingresar al recinto siniestrado debido a las condiciones de la estructura dañada por el fuego, que podrían implicar un riesgo. Mientras, se ha interrogado a personal de la catedral sobre los trabajos de renovación.