deportes | 19 de Abril de 2017

Foto AP

Por

Por 

Agencias

Washington, 19 de abril.- El quarterback Tom Brady no acompañó al resto del plantel de los Patriots de Nueva Inglaterra cuando los campeones del Super Bowl visitaron la Casa Blanca este miércoles.

La Casa Blanca dijo que le avisaron que Brady estaba lidiando con un "asunto familiar" y no participaría de la ceremonia con el presidente Donald Trump.

El mandatario recibió a los campeones de la NFL pocas horas después que el ex tight end de los Patriots, Aaron Hernández, murió tras ahorcarse en la celda donde cumplía una sentencia de cadena perpetua por asesinato. Hernández, de 27 años, jugó con los Patriots entre 2010-12.

Un vocero del equipo dijo que los Patriots están al tanto de la muerte de Hernández, pero que no comentarían al respecto.

El dueño de los Patriots, Bob Kraft, es amigo de Trump.

Algunos jugadores de los Patriots tenían planes de ausentarse de la visita a la Casa Blanca por estar opuestos a la presidencia de Trump.

Sondeo

¿Estás de acuerdo con los paros magisteriales?