méxico | 19 de Marzo de 2017

Foto especial

Por

Por 

Carolina Gómez Mena

Ciudad de México, 19 de marzo.- La Arquidiócesis de México alertó que la "nueva" reforma educativa "representa un botín político para aquellos grupos impulsores de la ideología de género, capaz de desvincular de la realidad a cualquier alumno".

En el editorial de su semanario Desde la fe, titulado "Patología de género", expone que ante esta reforma "hoy más que nunca los padres de familia deben estar atentos para intervenir en los procesos educativos y de elaboración de contenidos de los libros de texto gratuitos".

Además considera que las autoridades deben estar abiertas a reconocer el derecho de los padres a decidir la forma en que se quiere educar a los hijos -a partir de las creencias familiares-, así como en la disposición de prevenir la filtración de perversas e irracionales ideologías que destruyen el significado de la familia -institución fundamental de la sociedad-, el matrimonio -que solo es posible entre un hombre y una mujer-, y la sexualidad -definida por la propia condición biológica de los niños".-".

También señala que se debe reconocer a los padres de familia "que su derecho a intervenir en el proceso educativo no está sujeto a negociación alguna".

Comenta que "la educación no se ofrece en charola de la plata a lobbys (en referencia a lo que denomina lobby gay) que quieren imponer la agenda transgénero y de arquetipos sexuales ambiguos, como sucede en naciones europeas en donde el arma usual de estos grupos es la intolerancia para imponer una auténtica dictadura de pensamiento que socava la naturaleza humana y a crees a la familia con furia energúmena".

Alerta los padres de familia para que éstos estén atentos en no permitir que "autoridades educativas locales o federales transformen las escuelas en academias del relativismo y colonialismo ideológico de lobbys a consigna de la ONU".

Subraya que la primera grana prueba del nuevo modelo educativo será "no ceder ante la ideología de género, que por sus condiciones alienantes, mejor debería llamarse patología de género".

Sondeo

¿Es suficiente el retiro de concesiones de taxis amarillos ante los actos de violencia de sus choferes?