espectáculos | 19 de Marzo de 2017

La cinta muestra cómo Bella, interpretada por Emma Watson, ayuda a que la torturada Bestia (Dan Stevens) rompa su maleficio. Foto Agencias

Por

Por 

Agencias

Los Ángeles, 19 de marzo.- La Bella y la Bestia, la última versión en carne y hueso de un clásico de dibujos animados, logró una espectacular recaudación de 170 millones de dólares en su estreno de este fin de semana, fijando un nuevo récord para un debut en marzo y consolidando a Disney como el actor dominante en la industria.

Ninguna otra compañía puede igualar su racha actual, gracias a una serie de multimillonarias adquisiciones que añadieron a gigantes como Pixar, Marvel y LucasFilm a su Reino Mágico.

La Bella y la Bestia representa otra parte de la estrategia de marca de Disney, la última adaptación de un cuento infantil que llega a las pantallas.

Antes ya fueron estrenadas Alicia en el País de las Maravillas, que logró mil millones de dólares en todo el mundo, Cenicienta, con 543.5 millones de dólares, y El Libro de la Selva, con unos potentes 966.6 millones de dólares. Ya se está trabajando en las versiones de Dumbo y Mulan.

La última película muestra cómo Bella, interpretada por la veterana de Harry Potter Emma Watson, ayuda a que la torturada Bestia (Dan Stevens, de Downton Abbey) rompa su maleficio. El director Bill Condon mantuvo intacta la trama básica del éxito animado de 1991 y retuvo algunos de sus celebrados números musicales, una cara apuesta de 160 millones de presupuesto.

La mayoría de los grandes estudios se quitaron del camino de La Bella y la Bestia. El único estreno reseñable fue The Belko Experiment, con un debut de 4.1 millones de dólares, que narra cómo un grupo de ejecutivos encerrados en una oficina de un rascacielos en Bogotá, Colombia, recibe órdenes de una voz para matarse entre ellos

Kong: la Isla Calavera cayó un 53 por ciento en la taquilla, hasta los 28.8 millones de dólares y un total de 110.1 millones de dólares, y Logan quedó tercera con 17.5 millones de dólares para un total de 184 millones de dólares.