méxico | 19 de Marzo de 2017

El presidente Enrique Peña Nieto encabezó en Ciudad del Carmen la ceremonia de conmemoración del 79 aniversario de la expropiación petrolera. Foto Notimex

Por

Por 

Roberto Garduño, enviado

Ciudad del Carmen, 19 de marzo.- Los cuestionamientos y críticas a la reforma energética emprendida por el gobierno federal, recibieron respuesta del presidente Enrique Peña Nieto, quien acusó irresponsabilidad o desconocimiento a los que reprochan la asociación del sector energético y Pemex con inversionistas extranjeros.

En la región de la Sonda de Campeche, acompañado del gobernador de la entidad, Alejandro Moreno Cárdenas, y de su amigo el dirigente del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, el político mexiquense fue obsequiado con sinnúmero de porras, largos aplausos y muestras de aprecio, a las que respondió saludando de mano a quien lo requirió y posó para tomarse decenas de selfies.

Peña acudió a este puerto para conmemorar el 79 aniversario de la expropiación petrolera. Acto que nacionalizó la industria y dio propiedad al Estado de los bienes del subsuelo. Aquel hecho fue descrito así por el Presidente: Fue el 18 de marzo de 1938 cuando el presidente Lázaro Cárdenas tomó una decisión valiente y visionaria, que permitió a México extraer su riqueza petrolera y ponerla al servicio de los mexicanos.

Su intervención cargada de optimismo le ganó el buen ánimo de los trabajadores, empresarios petroleros, funcionarios y gobernadores presentes (se encontraban Alejandro Murat, Manuel Velazco y Antonio Gali, entre otros), se desprendieron largas tandas de aplauso, porras: ¡somos petroleros de corazón, aeeoooo! ¡pozos petroleros con Peña Nieto! ¡Con Carlos Romero, unidos venceremos!

Y una vez aque evocó la expropiación de 1938, enseguida defendió la reforma energética impulsada por su administración, y fustigó a sus detractores:

“Hay quienes afirman que el sector energético y Pemex no debieron abrirse a las alianzas y a la inversión privada. Quienes lo sostienen obran por irresponsabilidad o por desconocimiento. Por irresponsabilidad, apostándole al aplauso fácil, sin importarles que se seque nuestra producción petrolera y que con ello se vean comprometidas las finanzas y la viabilidad de esta gran empresa emblemática de los mexicanos.

O por desconocimiento, porque no se han dado cuenta de que el contexto petrolero a escala mundial ha cambiado, ahora ninguna petrolera asume todos sus proyectos de exploración por sí sola, por los graves riesgos que implica para su patrimonio. Nuestro país necesitaba socios para aplicar tecnología de punta y seguir las mejores prácticas internacionales, para compartir costos y riesgos, y para sumar esfuerzos y recursos.

En este enclave, se manifestó agradecido por el respaldo y recibimiento del gobernador Alejandro Moreno, quien le reconoció el impulso al sector energético, que incluso colocando por encima de su imagen e interés personal, impulsó en beneficio del pueblo de México, la reforma energética.

Para convencer a los presentes al acto, de la importancia de su decisión recordó que un proyecto de extracción en aguas profundas tiene un costo de 5 mil millones de dólares. Esta cifra, para dimensionarla representa cinco veces el presupuesto anual del Estado de Campeche, dijo.

Todo esto requiere de cuantiosas inversiones. Por ello, México necesitaba enfrentar con decisión y visión los desafíos energéticos del siglo XXI, tal como se hizo hace 79 años con la expropiación petrolera.

Recordó que hace dos años y medio “había pocos recursos para invertir en desarrollo energético. Hoy, con la reforma, se han comprometido inversiones cercanas a los 70 mil millones de dólares.

“La reforma energética le abre posibilidades nuevas al sector privado, pero, sobre todo, le está abriendo oportunidades de expansión y modernización a esta gran empresa, emblemática de México, a Petróleos Mexicanos, que ha demostrado que puede aliarse y asociarse para competir y triunfar.

Piensen en que ahora también puede participar y triunfar en otras partes del mundo, incluso explorar y extraer hidrocarburos en otros países, como empresa productiva que ahora es. Cada vez más Pemex es capaz de reinventarse y de acceder a mejores tecnologías, de ser más sustentable y socialmente responsable, de ser más competitivo, transparente, eficiente y eficaz, dijo

La reforma energética ha propiciado el desmantelamiento de las instituciones, dice

Alma Muñoz

Tras señalar que la reforma energética ha propiciado el desmantelamiento de las instituciones, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano advirtió que la liberación de la distribución de gasolinas representa un negocio de más de 32 mil millones de dólares al año, que buscan aprovechar múltiples empresas extranjeras que quieren venir a México, no a bajar los precios, sino a tratar de aumentar cada vez más sus ganancias.

Acompañado por el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, y los dirigentes de PRD, Alejandra Barrales, y Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, montó una guardia de honor en el Monumento a la Revolución por el 79 aniversario de la expropiación petrolera.

Resaltó que a finales de este año Petróleos Mexicanos (Pemex) será retirado de la comercialización de hidrocarburos, es decir, del petróleo crudo y el gas que se extraigan del suelo, y su lugar podrá ser ocupado por un particular.

Cárdenas consideró que esa medida es un gravísimo error y una concesión que entraña una cesión de soberanía del Estado.

Cuestionó que el gobierno federal esté llevando a cabo la destrucción consciente de la industria petrolera nacional y que su política energética esté creando problemas que entrañan gravísimos riesgos para la estabilidad económica y social del país.

Subrayó que con la contrarreforma energética, impuesta en 2013, y las manipulaciones que impidieron consultar a la sociedad sobre las reformas a los artículos 25, 27 y 28 constitucionales, que arrebataron a la nación el dominio y la propiedad originaria de los hidrocarburos, el gobierno perdió la legitimidad para conducir en orden la articulación del nuevo modelo energético que pretende instrumentar.

Al no contar con legitimidad política y moral, se ha precipitado, sin el conocimiento, la preparación institucional y la planeación necesarias, a instrumentar un gigantesco proceso de desmantelamiento de las instituciones que el país tardó 80 años en construir.

Se pronunció por que las licitaciones se detengan, y recordó que el 1 de abril, el gobierno liberalizará la distribución de las gasolinas, desaparecerán los precios máximos administrados y cada expendedor ofrecerá combustibles al precio que considere conveniente.

Por su parte, en entrevista por separado, Porfirio Muñoz Ledo, comisionado para la reforma política de la Ciudad de México, manifestó su apoyo a la postura de Cárdenas y afirmó que es momento de movilizar al pueblo de México como lo hizo el general Lázaro Cárdenas, con un llamado a la gente a defender su patrimonio y el futuro del país.

Aseguró que es momento de la unidad de todos los progresistas y de las fuerzas de izquierda. Deben acabarse las envidias y los recelos. Necesitamos un programa apoyado por el pueblo. No vamos a esperar el momento electoral. Tenemos que adelantarnos, la movilización comienza hoy. Y lo digo con mucho respeto, que me escuchen los líderes nacionalistas de izquierda, tienen que unirse en propósitos comunes, porque si no afrontamos la catastrofe del país.

Sondeo

¿Es suficiente el retiro de concesiones de taxis amarillos ante los actos de violencia de sus choferes?