diputados federales | 19 de Febrero de 2019

Se pidió al Instituto Federal de Telecomunicaciones "evitar una concentración en el mercado de producción y distribución de contenidos audiovisuales en detrimento de los consumidores y competidores, y se favorezca la libre competencia". Foto Francisco Olvera / archivo La Jornada

Por

Por 

Redacción

Ciudad de México, 19 de febrero.- La Cámara de Diputados recibió respuesta a un punto de acuerdo, por el que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) informa que el proceso de autorización de la fusión Disney-Fox, continúa en evaluación dentro de los plazos legales, por lo que aún no se somete un proyecto a consideración del pleno del mismo, para que este emita en definitiva su resolución.

Informó en un comunicado que "el documento dado a conocer en sesión del pleno, precisa que 'como en cada una de las decisiones de este órgano regulador, es del máximo interés y en el ejercicio de sus atribuciones, resolver en beneficio de los consumidores y de las audiencias'".

Por la naturaleza de estos procedimientos -en los que las partes aportan información determinante para sus operaciones, modelos de negocio y estrategias competitivas- "la ley prevé su estricta reserva", a efecto de evitar un posible daño a los participantes en la operación o a terceros cuya información también sea parte del análisis, señala.

Por ello, los servidores públicos, de las autoridades de competencia, que tengan conocimiento sobre este asunto están obligados a abstenerse de pronunciarse públicamente o revelar información relacionada con expedientes o procedimientos. 

Precisa que una vez resueltos, se puede dar a conocer la información de su deliberación y análisis mediante la publicación de las resoluciones y versiones estenográficas de las sesiones del pleno del Instituto, de acuerdo a los artículos 124 y 125 de la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE).

Subraya que este instituto se encuentra en la mayor disposición de colaborar con la Cámara de Diputados, atendiendo la solicitud de sostener una reunión de trabajo, en fecha y horario que tenga a bien determinar.

En el documento publicado en la Gaceta Parlamentaria, el IFT menciona que las empresas referidas se encuentran en un proceso de compra, tratándose de una operación con efectos en múltiples mercados, que ha sido sometida a autorización en diferentes jurisdicciones, entre ellas, Estados Unidos, Europa y diversos países de Latinoamérica.

Además, en cada jurisdicción, se analizan los actos que ocurren y tienen efectos en su territorio. Es importante precisar que, tanto en Estados Unidos como en Europa la concentración fue autorizada, sujeta a diversas condiciones para evitar efectos adversos o la competencia.

El pasado 6 de febrero, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó el acuerdo de la Junta de Coordinación Política para solicitarle al IFT y a la Comisión Federal de Competencia Económica acudir a reunión de trabajo para informar sobre el estado que guarda el proceso de autorización de la fusión Disney-Fox, de conformidad con los ordenamientos aplicables en la materia. 

Pidió al IFT actuar con estricto respeto al marco jurídico vigente a fin de garantizar el derecho fundamental de acceso a tecnologías de la información y comunicación, así como a servicios de radiodifusión y telecomunicaciones. Evitar, en el marco de sus competencias y de acuerdo a la legislación aplicable, una concentración en el mercado de producción y distribución de contenidos audiovisuales en detrimento de los consumidores y competidores, y se favorezca la libre competencia”.