Baja California | 19 de Febrero de 2019

Dijo que el gobierno mexicano no está de acuerdo a esta acción unilateral de Estados Unidos, pero por cuestiones humanitarias se ha recibido en Tijuana a los 94 centroamericanos retornados por la garita de San Isidro Foto Luis Arellano Sarmiento

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 19 de febrero.- En las primeras tres semanas de que el gobierno de Estados Unidos decidió unilateralmente regresar a centroamericanos que solicitaron asilo político por alguna frontera mexicana, 94 de estos migrantes han sido “deportados” por el cruce de El Chaparral en Tijuana, informó el representante del Instituto Nacional de Migración (Inami) en Baja California, Rodulfo Figueroa Pacheco.

Desde el martes 29 de enero, el gobierno de Estados Unidos implementó el programa que denominó Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), como parte de la Sección 235 (b) (2) (C) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad del vecino país.

Mediante un comunicado entregado a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el gobierno de Estados Unidos informó que los centroamericanos que solicitaron asilo político ingresando por territorio mexicano, podrán ser retornados a México durante el tiempo que tarde en resolverse su juicio migratorio.

La Embajada de Estados Unidos detalló que en los últimos cinco años, las solicitudes de asilo político han incrementado un 2 mil por ciento, aunque solo uno de cada diez logra que el juez migratorio le conceda quedarse legalmente en ese país.

A quienes no se les conceda el asilo político en Estados Unidos, serán deportados a su país de origen, refirió el vecino país.

El Titular de la Oficina de Representación del Inami en BC, dijo que el gobierno mexicano no está de acuerdo a esta acción unilateral de Estados Unidos, pero por cuestiones humanitarias se ha recibido en Tijuana a los 94 centroamericanos retornados por la garita de San Isidro.

El funcionario indicó que la mayoría de estas 94 personas han encontrado alojamiento con amigos y conocidos, o buscado los albergues de migrantes esperando la fecha que atiendan su solicitud de asilo político.