méxico | 19 de Febrero de 2018

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, destacó que al revertirse la estrategia aprobada por el INE para agilizar el flujo de resultados de la elección presidencial, se podría provocar un “vacío de información”. Foto Cristina Rodríguez / La Jornada

Por

Por 

Alonso Urrutia, La Jornada

Ciudad de México, 19 de febrero.- La revocación de las reformas al reglamento de elecciones que determinó el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) la semana pasada, desató una nueva andanada de cuestionamientos en el Instituto Nacional Electoral (INE) por la incertidumbre y especulación que esto implicará en la difusión de resultados a través del conteo rápido y Programa de Resultados Electorales Preliminares. De forma unánime, los consejeros del INE condenaron la resolución que pone, dijeron con matices, en riesgo la información oportuna y puede desatar suspicacias sobre la elección.

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova destacó que al revertirse la estrategia aprobada por el INE para agilizar el flujo de resultados de la elección presidencial, se podría provocar un “vacío de información” en horas críticas de la jornada electoral, pues “abona a la especulación y la incertidumbre”. Subrayó que con las adecuaciones que había realizado el INE se pretendía ofrecer resultados del conteo rápido a las 23 horas, pero ahora no será posible.

Sin embargo, anticipó que el INE realizará análisis para buscar acelerar contar con la información porque de lo contrario no se abona a la “estabilidad política y la estabilidad financiera” del país. Información retardada no le sirve a la ciudadanía y por ello el INE debe buscar que este vacío genere afectaciones a la paz pública.

Aunque fue cauteloso de no recriminar abiertamente al TEPJF, Córdova dijo que la certeza electoral no se otorga solamente con el cumplimiento estricto de la ley, sino con generar información oportuna y la pretensión del INE era garantizar en tiempo el derecho a la información de la sociedad.

La condena al fallo del TEPJF fue unánime. El magistrado Jaime Rivera advirtió que la decisión del TEPJF generará un retraso en la información “sin precedentes, por lo menos desde que existe el IFE”, abriendo la puerta a las auto proclamaciones de victorias anticipadas; “producirá más incertidumbre, más especulación sobre resultados no sólo sobre quienes hayan ganado sino también especulaciones sobre la propia calidad de las elecciones. Puede haber campo fértil a la irresponsabilidad de algunos actores”.

El consejero Marco Antonio Baños sostuvo que la decisión del TEPJF coloca la difusión de los resultados electorales en una “encrucijada” y cuestionó las sugerencias de algunos magistrados de que la decisión de abrir las urnas para reubicar las boletas equivocadamente depositadas en las urnas supusiera la posibilidad de manipular los resultados.

Calificó esto de reflexiones apresuradas que no abonan en el punto medular de la reforma al reglamento que era agilizar los resultados de la elección presidencial y estimó que el retraso podría ser de varias horas pues si bien con los cambios el INE pretendía salir a dar resultado del conteo rápido antes de las 11 horas, con esta resolución, esto podría retrasarse hasta las 2 de la mañana.

La consejera Pamela San Martín también censuró la decisión porque impedirá al INE proporcionar resultados oportunos para desarticular cualquier especulación y para dotar información a la sociedad.

La consejera Dania Ravel señaló que evidentemente al retrasar el escrutinio y cómputo, la consecuencia concreta de la decisión edl Tribunal es retrasar la difusión de resultados y con ello “desatará suspicacias para poner en entredicho los resultados”.