espectáculos | 19 de Febrero de 2015

Cantante José Luis Barte
Cantante José Luis Barte Foto Cortesía

Por

Por 

Andrea García

Tijuana, 19 de febrero.- La primera vez que cantó ante un público fue a los ocho años de edad, desde entonces un escenario, un micrófono, el público, una canción y los nervios hicieron magia para atraparlo el resto de su vida en una sinfonía llamada música, él es José Luis Barte.

Conocido en la escena musical local, presume este 2015 su nuevo disco “Cuando se apaga el sol” con ocho temas y el sencillo “No pretendo” que ya se rota en la radio hace más de un año.

“Este es un disco lleno de ilusiones, de esfuerzo, de trabajo, de sueños, de amor, de dolor, de esperanza, y es el reflejo no sólo de mi trabajo, sino de mi esencia”, explica el intérprete.

La producción discográfica es balada pop con arreglos frescos, con temas de la autoría de Amérika Jiménez incluyendo "No pretendo" y "Lloré" con Luis Enrique de co-autor, Manuel Vázquez, Samantha Rae, Andrés Peláez, Said Aguilar y el mismo Barte con “Tú”.

Aun cuando este no es su primer material, pues empezó su proyecto como solista en el 2005, Barte reconoce que no ha sido fácil su trayecto en la música.

“La suerte juega un gran factor; también existe el factor económico, el físico, muchas veces te desanimas a seguir adelante, pero creo que al final las ganas son las que te dan fuerza a salir adelante y muy importante creer en lo que estás haciendo", afirma. 

Pero también ha tenido su parte positiva, la recompensa de escuchar una canción suya en la radio y ser invitado a compartir escenario con grandes artistas y culminar el disco tras diez años de haber realizado el tributo a José José, bajo el sonido del jazz.

Barte forma parte de esta ola de voces que manifiestan su arte en Tijuana, dando el apoyo a sus colegas como Samantha Rae, Frank Di, Edwin Luna, Layl, Cover, Efecto Iguana, Beto Flores y aplaudiéndose entre sí los logros para todos.

“Es muy grato ver cómo surgen nuevos proyectos, nuevas propuestas y lo mejor de todo es que entre todos nos apoyamos, porque sabemos lo difícil que es sobresalir y lograr que tu trabajo sea escuchado”, puntualiza.

Señala que la vieja escuela como Javier Bátiz y otros ha dado ese plus al talento y versatilidad de los tijuanenses, y lo que diferencia quizá a otros tiempos es la forma en cómo se trabaja ahora en cada proyecto.

“Ahorita se están tratando de hacer las cosas mas profesionales de lo que se hacían, puedes grabar de manera casera, pero ahora le inviertes más en todos los aspectos, ya no queda en simple casero, se preocupa mas por la calidad y eso genera competitividad”, recalca.

“Cuando se apaga el sol” se realizó en dos años, se grabó en "1951 Recording Studio" San Diego California, "Standarte Estudios" y "ADV Audiproducciones"  en Tijuana bajo la producción de Henry Gutiérrez