méxico | 19 de Enero de 2018

La aprobación, promulgación y publicación de la Ley de Seguridad Interior constituye el último eslabón en la construcción de un Estado policíaco-militar en México, señalan. Foto María Luisa Severiano / La Jornada

Por

Por 

Gustavo Castillo García, La Jornada 

Ciudad de México, 19 de enero.- Legisladores que integran las bancadas de los partidos del Trabajo (PT), de Acción Nacional (PAN), de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y de la Revolución Democrática (PRD) solicitaron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que declare inconstitucional todo el contenido de la Ley de Seguridad Interior.

Durante una breve conferencia de conferencia de prensa llevada a cabo, luego de la entrega de una acción de inconstitucionalidad ante la Oficialía de Partes de la SCJN, el líder de la bancada del PT, Manuel Bartlett, confió que “la justicia sea expedita y que esta ley, absolutamente inconstitucional, absolutamente contraria a los intereses nacionales y que militariza el país, sea desechada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación por ser claramente inconstitucional”.

Asimismo, el panista Ernesto Ruffo señaló que los legisladores de Acción Nacional y de otras bancadas están “muy preocupados porque consideramos que hay excesos del Poder Ejecutivo que deben ser corregidos con los resolutivos que ordene la Corte. Veremos si hay República”.

Luis Sánchez, coordinador perredista, informó que según el análisis realizado por estos grupos parlamentarios, con la Ley de Seguridad Interior se están violentando 11 artículos de la Constitución y ocho de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, por ello, dijo, “estamos argumentando primeramente que no se tienen facultades en el Congreso para legislar en materia de seguridad interior, pero también estamos señalando la violación en materia de derechos humanos, la violación en materia de transparencia, entre otras".

La senadora Angélica de la Peña hizo un llamado a las bancadas del PRI y otras fuerzas políticas que han apoyado a las propuestas tricolores a que durante el próximo periodo ordinario de sesiones se aprueba una ley de seguridad pública.

En su recurso de acción de inconstitucionalidad, los legisladores señalan que “la aprobación, promulgación y publicación de la Ley de Seguridad Interior constituye el último eslabón en la construcción de un Estado policíaco-militar en México. Se trata de la elaboración paulatina de un sistema jurídico concatenado y planeado para trastocar las bases del Estado Constitucional Democrático de Derecho y otorgarle al Presidente de la República y a las fuerzas armadas facultades metaconstitucionales en violación a la norma suprema y a los derechos fundamentales de las personas”.