Baja California | 18 de Septiembre de 2018

Como parte de la estrategia se evitó ocupar 200 plazas laborales que no eran necesarias, se eliminó el gasto de representación de funcionarios y la compra de artículos innecesarios, entre otras medidas. Foto cortesía

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 18 de septiembre.- Este municipio cuenta con finanzas sanas como resultado de que en casi dos años de la presente administración no se han contraído deudas, se ha aplicado un programa de austeridad, hay mayor recaudación y se han cumplido compromisos con acreedores, aseguró el tesorero municipal, Ricardo Chavarría Morales.

Afirmó que no tienen problemas de liquidez económica y las finanzas sanas han permitido mejoras en áreas importantes, además de que en el tema de recaudación predial hay un incremento en el pago, además de que tienen confianza en que se resolverá el litigio -heredado desde hace varias administraciones- con el Aeropuerto Internacional para que pague dicho impuesto.

En este tema detalló que el Ayuntamiento consiguió que el juez que lleva el caso impusiera una fianza al Aeropuerto, "por lo que pronto podría haber una resolución favorable para el gobierno municipal, que acaba de hacer el requerimiento del predial correspondiente a los años, 2015, 2016 y 2017", informó el funcionario en un comunicado de prensa.

Sostuvo que "las empresas evaluadoras internacionales han otorgado altas calificaciones a la alcaldía de Tijuana (AA-) por su buen manejo financiero, lo cual se ha logrado gracias a una disciplina que se estableció desde principios de la administración".

Explicó que la estrategia del alcalde Juan Manuel Gastélum Buenrostro es no contraer deudas, aplicar medidas para ahorrar recursos y ser más eficientes en el manejo del dinero recaudado "a través de diversos conceptos, principalmente el impuesto predial, cuya tasa de valores catastrales no se ha incrementado en la presente administración municipal".

Chavarría Morales mencionó que una de las estrategias consiste en "ir por los deudores del impuesto predial", con lo que en 2016 la tendencia indicaba que solo se pagaban el 35 por ciento de las cuentas, pero la cifra se elevó hasta 55 por ciento en 2017, lo cual refleja que en 2016 se recaudaron 650 millones de pesos, en tanto que en el 2017 fueron 804 millones y en 2018 van casi 750 millones de pesos, con la meta de llegar a los mil millones de pesos.

Sobre el tema de austeridad, el tesorero municipal mencionó que no han sido ocupadas 200 plazas que no eran necesarias para el funcionamiento de las dependencias y se bajó el tabulador en algunos cargos que alcanzaban pagos de 53 mil pesos para quedar en 40 mil pesos.

También se han eliminado los gastos de representación personal de funcionarios, la asignación de vehículos a servidores públicos de altos niveles y la compra de artículos de cafetería; mientras que en las oficinas no se han hecho remodelaciones que no sean necesarias.  

Estas medidas han permitido mejor aprovechamiento en los servicios y obras públicas, así como en equipamiento para la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), que este año recibió un presupuesto de mil 700 millones de pesos, aprovechado en la compra de 214 patrullas nuevas y en herramientas como las 160 tabletas electrónicas que cuentan con  la aplicación ADRYA, entregadas el pasado 14 de septiembre.