méxico | 18 de Septiembre de 2018

El derecho a la legítima defensa es condición indispensable de las personas libres y todo estado que limita esta facultad más allá de límites razonables, erosiona al hacerlo su legítima democracia. Foto tomada de la cuenta de Twitter @CongresoGto

Por

Por 

Carlos García / La Jornada

Guanajuato, Gto., 18 de septiembre.- El Poder Legislativo reformó el Código Penal para avalar la presunción de legítima defensa cuando un ciudadano asesine o lesione a un criminal defendiendo a su familia y patrimonio al interior de una casa, negocio u oficina.

Los diputados adicionaron un segundo párrafo a la fracción V del artículo 33 del Código Penal para excluir de delito cuando se presuma legítima defensa, salvo prueba en contrario, “el hecho de causar daño a quien a través de la violencia, del escalamiento o cualquier otro medio trate de penetrar sin derecho, a la casa habitación del agente, al de su familia, a sus dependencias, o a los de cualquier persona que tenga obligación de defender, al sitio donde se encuentren bienes propios o ajenos respecto de los que exista la misma obligación”.

Añade que “o bien, lo encuentre en alguno de aquellos lugares en circunstancias tales que releven la probabilidad de una agresión”.

El dictamen aprobado por los legisladores argumenta que el derecho a la legítima defensa es condición indispensable de las personas libres y todo estado que limita esta facultad más allá de límites razonables, erosiona al hacerlo su legítima democracia.

Agrega que la ciudadanía ha manifestado su preocupación, en caso de que se vean obligados a ejercer la legítima defensa, tengan no sólo que enfrentar la agresión del delincuente, sino también “la hostilidad procesal del propio gobierno”.

La legítima defensa fortalece el Código Penal y “enviará un contundente mensaje de respaldo a los ciudadanos honestos de Guanajuato y a su derecho a defenderse y a sus familias”, sostuvo en tribuna la diputada panista Leticia Villegas Nava.

“Es una nueva oportunidad para fortalecer la participación activa de la sociedad y también para refrendar que la lucha contra la delincuencia debe llevarse a cabo desde las leyes y desde la acción de los tres órdenes de gobierno, con la sociedad como aliada, pero sin hacerse justicia por propia mano”, argumentó.

El diputado perredista Isidoro Bazaldúa Lugo comentó que de enero a julio de este año en el estado de Guanajuato se cometieron mil 620 robos a vivienda y 3 mil 867 a negocios.

“Con acciones como la de incorporar al Código Penal la legítima defensa privilegiada se establecerán las bases para que los guanajuatenses puedan defender su patrimonio sin temor a ser procesados”, sostuvo en tribuna.