Baja California | 18 de Julio de 2019

Detener el atropello y defender la democracia fue el discurso al que más recurrieron los legisladores, quienes se manifestaron por evitar más violaciones al estado de derecho y evitar actos anticonstitucionales. Foto Roberto García / archivo La Jornada

Por

Por 

Redacción
Ciudad de México, 17 de julio. Por unanimidad, senadores y diputados de la integrantes de la Comisión Permanente de la Unión, en sesión en el Senado de la República, exhortaron a dejar sin efecto la reforma promovida por el Congreso de Baja California que alargaría de 2 a 5 años la gestión del gobernador electo Jaime Bonilla.
 
El punto de acuerdo, en el que coincidieron las diversas bancadas se hizo un exhorto para que se deje sin efecto el decreto 112 de reformas aprobado el 8 de julio de 2019, conocida como Ley Bonilla.
 
El punto de acuerdo señala que las diversas posiciones coinciden en que ésta reforma viola los principios constitucionales de certeza jurídica, definitividad de los actos electorales, y contraviene el pacto federal.
 
El pronunciamiento señala que en defensa del orden constitucional, el Congreso de la Unión se manifiesta en contra del citado decreto 112 y exhorta al Congreso y a los ayuntamientos de Baja California a dejar sin efecto el controvertido decreto 112.
 
En el último punto de la sesión, los posicionamientos de los diversos legisladores fueron de duros a rudos con la exigencia de que “esto no se puede permitir, ni podemos dejar que siga adelante, como manifestó Patricia Mercado de Movimiento Ciudadano: “el Congreso de la Unión debe pronunciarse en contra de este atropello.
 
Detener el atropello y defender la democracia fue el discurso al que más recurrieron los legisladores, quienes se manifestaron, una y otra vez, por evitar más violaciones al estado de derecho, evitar actos anticonstitucionales y fraudes electorales. “Es una atrocidad”, expresó la legisladora del PES, María Rosete.
 
En tanto que la senadora Nancy de la Sierra, del Partido del Trabajo manifestó que “no debe jugarse con la voluntad popular”.