cultura | 18 de Julio de 2019

La marca ofrece artículos al menudeo para los numerosos curiosos, pero también cierra convenios de distribución al mayoreo con empresarios nacionales y extranjeros. Foto cortesía para La Jornada Baja California

Por

Por 

Juan Carlos G.Partida / La Jornada
Guadalajara, 18 de julio,. A juzgar por el incesante paso de las personas, los 16 metros cuadrados donde se exhibe la colección de ropa y accesorios El Chapo 701 son los mejor aprovechados entre los mil 650 estands y desfiles de Intermoda en Expo Guadalajara, escaparate de 43 mil metros cuadrados para mostrar las nuevas tendencias en la industria del vestir de América Latina.

En el pequeño local 11045, ubicado en la calle 110 dentro de la expo, sobresale en negro y en gran tamaño el rostro de Joaquín Guzmán Loera, y se vende una veintena de artículos de la línea diseñada por Alejandrina Gissele Guzmán Salazar, la hija mayor de El Chapo.

La marca ofrece artículos al menudeo para los numerosos curiosos, pero también cierra convenios de distribución al mayoreo con empresarios nacionales y extranjeros.

Alejandrina es fruto del primer matrimonio de Joaquín Guzmán con María Alejandrina Salazar Hernández. A principios de año anunció el lanzamiento de la marca en su cuenta en Twitter. Sólo vendía la ropa y los accesorios en línea, y en ese lapso ha acusado en dos ocasiones a Facebook e Instagram de bloquear las páginas sin explicación.

El problema de promoción para Alejandrina –dueña del seudónimo El Chapo ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual–, quien estuvo dos meses presa en 2012 en Estados Unidos por tratar de ingresar a California con una visa falsa, se resolvió en Intermoda, donde la marca fue presentada con éxito en directo por vez primera al público.

La ropa es diseñada y elaborada en México, según la encargada de ventas, Adriana Ituarte, quien refirió que se han cerrado tratos con distribuidores en Estados Unidos, cuando apenas van dos de los cuatro días de Intermoda.

Señaló que no esperaban tal éxito al ser la primera ocasión que se exhibe la colección, pero consideró que muchas ventas se han dado porque la gente ha preferido comprar en directo y no en línea para llevarse de una vez la prenda adquirida.

El Chapo 701 no es la única marca que busca explotar el nombre del narcotraficante más famoso del mundo. En abril pasado, Emma Coronel, actual esposa de Guzmán Loera, informó que iniciaba el proyecto de línea de ropa El Chapo Guzmán JGL, para lo cual convocó a noveles diseñadores para que ayuden a crear la marca, que aún no ha salido al mercado.