méxico | 18 de Junio de 2019

El ofrecimiento de visas permisos de trabajo por parte del Gobierno Federal es una mentira aseveró la activista. Foto Alfredo Domínguez

Por

Por 

Elizabeth Rodríguez Lezama/ La Jornada

Puebla, 18 de junio.-  Puede ser que el gobierno insista en detener la migración, pero eso no amedrenta a los migrantes que procedentes de países de Centroamérica y hasta de África, buscan la manera de cruzar país para llegar a Estados Unidos, aún si ello implica arriesgar su vida explicó Norma Romero Vázquez, líder de la organización Las Patronas de Veracruz.

De visita en esta ciudad para compartir su experiencia con estudiantes de la Universalidad Autónoma de Puebla (UAP), Norma Romero lamentó que desde el Gobierno Federal no se apliquen políticas de verdadero apoyo para los migrantes ya que cuanto se anuncia solo queda en palabras.

La frontera sur está militarizada, las corporaciones policiacas llegan a sumarse a los grupos delictivos y a las autoridades de migración que desde siempre se aprovechan de la necesidad de las miles de personas que diariamente intentan entrar a suelo mexicano para seguir su viaje hacia Estados Unidos, manifestó.

Con ello no se impide la migración, lo único que ocurre es que las personas usen rutas más peligrosas, están entonces en riesgo de convertirse en números que se sumen a la lista de desaparecidos, advirtió la líder de Las Patronas, quien llamó a tener una mayor conciencia de solidaridad hacia esos grupos.

Si bien el número de personas que acrialnt viajan en los trenes ha disminuido, para Norma Romero eso no significa que la migración vaya a la baja, más bien lo interpreta como una señal de que están viajando por otras zonas para así evitar demoras encontrarse con los militares o los policías.

El ofrecimiento de visas permisos de trabajo por parte del Gobierno Federal es una mentira aseveró la activista al manifestar que hasta el momento no conoce a un solo migrante beneficiado con ese programa, lo cual es entendible porque México atraviesa por una situación difícil en materia de desempleo, por lo cual si no hay trabajo para los de casa, menos para quienes lleguen de fuera.

Sobre el reciente anuncio del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, de que el gobierno se hará cargo de los albergues para migrantes, Romero Vázquez expuso su total desacuerdo al señalar que ello solo llevará a sembrar temor entre las personas que necesitan esos espacios.