Baja California | 18 de Junio de 2019

Un grupo de 27 estudiantes de segundo grado de la secundaria Alba Roja han sido puestos bajo una especie de cuarentena en casa, luego de que uno de ellos presentara síntomas de tuberculosis y otros 11 salieran positivos en una prueba. Foto Ángel Ramírez

Por

Por 

Ángel Ramírez
Tijuana, 18 de junio. – Un grupo de 27 estudiantes de segundo grado de la secundaria Alba Roja, ubicada en el centro de la ciudad, fueron puestos en una especie de cuarentena, en su casa, hasta que no se conozca si están enfermos de tuberculosis, luego de que uno de los alumnos ya manifestó los primeros síntomas y otros 11 dieron positivo en la prueba.  

La escuela ha prohibido el ingreso a sus instalaciones a los miembros del grupo hasta que no comprueben su situación clínica, provocando el enojo de los padres, quienes se manifestaron a las afueras del plantel. Sólo 5 de un total de 32 estudiantes de un grupo han sido autorizados para entrar; el resto o dieron positivo y están en observación o no se han realizado las pruebas pertinentes.  

El pasado 30 de mayo, la secundaria fue notificada de la enfermedad que padece una alumna por lo que la directora, Alma Soriano, activó los protocolos al informar al Sistema Educativo Estatal y a la unidad de epidemiología documentando por escrito la situación.  

Comentó Soriano que la menor se puso en aislamiento para su tratamiento en tanto que se notificó a los padres del resto del grupo, pero la mayoría no asistieron a la reunión de información.  

El grupo de 11 que dio positivo deberá realizarse pruebas complementarias para confirmar o descartar que padecen tuberculosis.  

Aunque la Secretaría de Salud ha minimizado el tema, Baja California ocupa el primer lugar en casos de tuberculosis. En 2017 se presentaron dos mil 50 casos, según las estadísticas de los servicios de salud estatal. Estos datos los confirmó la directora de la comisión de arbitraje médico, la doctora Elba Cornejo.  

La madre de un alumno, compañero de quien hoy se encuentra enferma, se dijo preocupada porque exista un brote y su hijo pudiera contagiarse. Dijo que su hijo salió positivo, pero no significa que tenga la enfermedad: “El doctor nos dijo que el niño deberá llevar un tratamiento preventivo pero que no existe problema alguno para que asista a clases”.  

El promedio nacional es de 16 enfermos de tuberculosis por cada 100 mil, y en Baja California son 56 casos por cada 100 mil habitantes. También en el estado, fallecen el mayor número de personas que presentan esta enfermedad, mientras a nivel nacional son dos de cada 100 mil, en esta entidad hay siete decesos por cada 100 mil, es decir, el triple de la media nacional.  

Una delegada del Sistema Educativo Estatal negó que exista un brote de tuberculosis en la Alba Roja. Dijo que, en conjunto con el Sector Salud, tomaron las medidas preventivas correspondientes tanto con la menor como con su familia y los compañeros de clases con quien más tiene contacto.  

En una comparecencia, el ex secretario de salud, Guillermo Trejo Dozal, señaló que el factor migratorio puede ser una causa que propicie la propagación de la enfermedad dado que los migrantes y su situación de calle no permite dar seguimiento a un tratamiento médico.  

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa que afecta a los pulmones, aunque puede presentarse también en el sistema nervioso, huesos, piel, intestinos, genitales y ganglios. Sin embargo, solo la pulmonar es contagiosa y de mayor interés para su prevención y control debido al riesgo. 

Marginación, migración, situación social de los pacientes y enfermedades adquiridas son lo que dificulta su control e interrupción de la cadena de transmisión, es decir, que puede considerarse una enfermedad relacionada con la pobreza.  

La tuberculosis sigue siendo la enfermedad infecciosa más letal del mundo según la Organización Mundial de la Salud.