méxico | 18 de Junio de 2018

Mauricio Toledo, Manuel Negrete, Ricardo Anaya y su esposa festejan el triunfo de México ante Alemania. Foto La Jornada

Por

Por 

Néstor Jiménez / La Jornada
México, 18 de junio.- En la recta final de las campañas presidenciales y con sólo 10 días para remontar en la preferencia electoral, Ricardo Anaya, candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, lanzó ayer un llamado a no desperdiciar el voto, pues José Antonio Meade –aspirante de la alianza de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde y Nueva Alianza– no tiene posibilidades de llevarse el triunfo el 1º de julio. Además, afirmó que él, como hizo la selección mexicana de futbol, podrá ganar los comicios.

Anaya aseguró que el equipo de campaña del candidato priísta engaña a la gente, luego de que la semana pasada afirmó en un comunicado que éste se encuentra en segundo lugar, de acuerdo con distintos sondeos elaborados por el Consejo Mexicano de Negocios (CMN). El PRI no tiene absolutamente ninguna posibilidad de ganar. Como siempre, están tratando de engañar a la gente con mentiras, están desfondados. Esta elección es de dos, es entre (Andrés Manuel) López Obrador y yo, y le voy a ganar la elección. Yo invito a la gente a que no desperdicie su voto con un candidato que ya no tiene posibilidades de ganar, señaló el panista.

El abanderado de la alianza integrada por los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano encabezó ayer una concentración ciudadana con pantallas gigantes para observar el partido mundialista entre México y Alemania.

Los monitores fueron colocados en un crucero vial en la unidad habitacional CTM Culhuacán, de la delegación Coyoacán de la Ciudad de México, adonde acudió Manuel Negrete, ex mundialista en México 86 y candidato de esta coalición a esa alcaldía, así como poco menos de 2 mil personas que presenciaron el triunfo del conjunto mexicano en su debut en Rusia.

El queretano arribó al sitio cuando el árbitro ya había pitado el inicio, por lo que los aficionados tuvieron que esperar a que concluyera el paseíllo del candidato hasta llegar a su asiento, justo al frente de la pantalla principal, y donde permaneció junto a su esposa y sus hijos.

A su llegada ondearon las banderas mexicanas al mismo tiempo que la de los partidos políticos del frente, principalmente del PRD.

Aunque la mayoría se mantuvo expectante, con gritos, dramatismo y lamentos ante cada llegada en ambas metas, el queretano permaneció casi todo el partido con la mirada fija en la pantalla, inexpresivo, y sólo se levantó y lanzó una breve ovación al momento del único gol del encuentro y en el silbatazo final que marcó el primer triunfo del seleccionado mexicano.

El candidato tomó la primera victoria del equipo mexicano como señal de que él también se llevará el triunfo. Así vamos a ganar nosotros también, con fuerza y con entusiasmo y muchísima determinación, aseguró al terminar el juego.

A pregunta expresa sobre si respalda a Mauricio Toledo, principal operador político del PRD en este sitio y ex jefe delegacional, Anaya expresó: Le agradezco mucho su trabajo, le agradezco mucho su esfuerzo aquí en la delegación.