Baja California | 18 de Marzo de 2017

Los manifestantes destacan que su movimiento "despertó la conciencia ciudadana" en Baja California. Foto Mireya Cuéllar

Por

Por 

Redacción

Playas de Rosarito, 18 de marzo.- Integrantes de la Asamblea Popular Tijuana se instalaron desde la madrugada de este sábado frente a la planta de Petróleos Mexicanos (Pemex) de Rosarito para protestar por el llamado "gasolinazo", durante el 79 aniversario de la expropiación petrolera del general Lázaro Cárdenas.

Bajo la vigilancia de agentes policiacos rosaritenses, con pancartas y banderas mexicanas poco menos de un centenar de manifestantes mantienen un bloqueo simbólico en el acceso de las pipas de combustible mientras hacen llamados a la población a que se sume al movimiento para "tomar" las instalaciones.

A través de altavoz, uno de los activistas argumentó que en esta frontera se paga "de manera injusta" un impuesto de 27 por ciento a las gasolinas, por lo que consideró que la unión ciudadana puede revertir esa carga y puso como ejemplo que ya se logró en Ciudad Juárez, Chihuahua, y en Tamaulipas.

"Como mínimo deben homologar los precios con el sur de California", dijo el manifestante al señalar que "es ridículo" que en Estados Unidos el costo de los combustibles sea menor que en Baja California.

Plantados a medio bulevar Benito Juárez durante los semáforos en rojo, los integrantes de la Asamblea Popular Tijuana insisten en llamar a sumarse a su movimiento; recuerdan que precisamente fue frente a la entrada a Pemex donde se dio el "despertar ciudadano" cuando a inicios de año se bloqueó la salida y acceso de pipas de combustible.

Algunos automovilistas tocan el claxon de sus vehículos para expresar su apoyo, lo que los jóvenes celebran con agradecimientos y música de protesta.

Ese movimiento, que se reprodujo en Mexicali, generó un desabasto de gasolinas en Baja California hasta que los manifestantes de Rosarito fueron desalojados luego de confrontaciones y de que varios policías federales y estatales fueron arrollados por una vehículo y en la capital del estado los activistas aceptaron retirarse.

"Pueblo, por favor hay que unirse", insisten los manifestantes mientras aceptan que si no logran sumar apoyo, desistirán de la idea de bloquear las instalaciones de Pemex. (con información de Mireya Cuéllar)