méxico | 18 de Febrero de 2019

Guillermo García Alcocer, presidente de la Comisión Reguladora de Energía, pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador una audiencia. Foto María Luisa Severiano

Por

Por 

Dora Villanueva

Ciudad de México, 18 de febrero.- Guillermo García Alcocer, presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador una audiencia para resolver el cruce de declaraciones por un presunto conflicto de interés al frente del órgano autónomo y condenó que se "usen a las instituciones de gobierno con fines políticos".

En conferencia de prensa, calificó de "falsos" los señalamientos que el Poder Ejecutivo hizo por la mañana a través de la Función Pública y de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda y que le señalan de beneficiar a sus parientes al frente del regulador.

"Quiero manifestar mi preocupación de que se estén utilizando a las instituciones de gobierno con fines políticos. Dado que los señalamientos en mi contra iniciaron a partir de que se hicieron públicas mis observaciones sobre el perfil de las ternas de candidatos a los comisionados de la CRE", externó el funcionario.

En la audiencia con medios que no duró más de 15 minutos, García Alcocer respondió sólo algunos de los señalamientos que se hicieron por la mañana. Primero: negó que la empresa Vestas, que se dedica a a la construcción de equipos para energía eólica y en la que trabaja su cuñado Mario Barreiro Castellanos, sea regulada por la CRE, como indicó por la mañana Irma Sandoval, titular de la Función Pública.

También en la conferencia matutina se dijo que Barreido es representante legal de tres empresas que se dedican a la extracción de petróleo crudo e hidrocarburos. Una de ellas es subsidiaria de una petrolera estadounidense que opera el Bloque Soledad, ubicado en Veracruz.

"El Bloque Soledad, al cual se refirieron en la conferencia de prensa, fue licitado y adjudicado por Petróleos Mexicanos en 2013. En mi calidad de funcionario de la Secretaría de Energía no tuve injerencia alguna en el proceso licitarorio", respondió Alcocer.

En lo que hace a la Santa Fe Natural Gas, filial de Fermaca y que preside Santiago García Castellanos, primo de su esposa, dijo ni siquiera votó el permiso de comercialización de gas natural en territorio nacional que se otorgó en septiembre de 2016, porque estaba el precedente de un posible conflicto de interés.

El presidente de la CRE negó que vaya a tomar algún permiso a su cargo para librar la discusión que le acusa de favorecer a sus parientes al frente de órgano que pide imparcialidad. Y sólo el Senado estaría en poder de removerlo si considera que ha habido una conducta grave.

"Nosotros no hemos incumplido con la ley (...) Tenemos 22 mil permisionarios en la CRE, no hay uno solo que esté en este momento levantando la voz", añadió.

Por último envió un mensaje al presidente López Obrador: "Los órganos autónomos no somos enemigos de su proyecto de nación", luego de que horas antes el mandatario llamara a los órganos autónomos "una gran farsa".