méxico | 18 de Febrero de 2019

López Obrador "ha establecido un ambiente bastante adverso al trabajo independiente de las organizaciones de derechos humanos", criticó José Antonio Guevara, director de la CMDPDH. Foto tomada de @CMDPDH

Por

Por 

Emir Olivares Alonso / La Jornada

Ciudad de México, 18 de febrero.- La vulnerabilidad que enfrentan periodistas y defensores de derechos humanos en México es alarmante, las agresiones y crímenes en su contra cada vez son mayores y las recientes palabras del presidente Andrés Manuel López Obrador para referirse a esos sectores representan una invitación para que se les agreda, coincidieron expertos nacionales e internacionales.

Durante el Encuentro Internacional de Defensores y Periodistas convocado por la Comisión Mexicana de Defensa y Protección de los Derechos Humanos (CMDPDH), el representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, indicó que 2019 inicia "de manera terrible" para estos gremios, pues en menos de dos meses han sido asesinados seis defensores y dos periodistas, lo que representa una tercera parte de los crímenes contra estos registrados en 2018.

Destacó que la verdad y la justicia difícilmente se podría concretar en un Estado democrático, de no ser por la labor de activistas y comunicadores. Sin el comprometido trabajo de quienes integran ambos gremios, agregó, no se conocerían graves violaciones a derechos humanos como las desapariciones forzadas cometidas por elementos de la Marina en Nuevo Laredo, Tamaulipas, entre febrero y mayo del año pasado; los abusos de militares contra civiles en Tlatlaya, estado de México; o la liberación de tres activistas de Tlanixco injustamente encarcelados por más de 11 años.

Llamó al nuevo gobierno federal a impulsar una política de Estado que garantice los derechos a defender los derechos humanos y a la libertad de expresión, para lo cual se necesita superar la imperante impunidad que prevalece en las agresiones contra estos profesionales.

En su turno, Edison Lanza, relator para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), llamó a proteger a los comunicadores en el país y a que el Estado cumpla con las recomendaciones que, junto con su similar de Naciones Unidas, David Kaye, realizaron a México tras su visita de trabajo en diciembre de 2017.

"El discurso que los altos funcionarios públicos adoptan frente a los medios de comunicación y los periodistas es un elemento central de esto (los abusos), porque si hay un presidente, cualquiera sea, podemos elegir ejemplos de todos los continentes, que dice que la prensa es corrupta, que es opositora, vendida, que permanentemente esa prédica, es, digamos, una invitación a la agresión por parte de sus seguidores y otras personas", enfatizó.

En México, lamentó, los periodistas son objeto de múltiples agresiones, como lo pudo documentar junto con Kaye en su visita al país, la cual motivó un informe final publicado en julio del año pasado. Entre esos abusos, dijo, son constantes los asesinatos, las desapariciones, los secuestros, las amenazas y hostigamientos, amenazas digitales y el desplazamiento forzado interno.

Destacó que crímenes emblemáticos como los homicidios de los corresponsables de la Jornada en Chihuahua y Sinaloa, Miroslava Breach y Javier Valdez, asesinados el 23 de marzo y 15 de mayo de 2017, respectivamente, al igual que los de muchos otros comunicadores, representan un silenciamiento a la sociedad en su conjunto.

"No sólo es importante atrapar al gavillero, sino llegar a los autores intelectuales. No habrá democracia en la sociedad si no nos explican qué pasó con Miroslava y con Javier".

Por ello, llamó a fortalecer el Mecanismo de Protección para Defensores de Derechos Humanos y Periodistas y la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Libertad de Expresión, y que el espionaje cibernético documentado también en 2017 por parte de instancias del gobierno contra defensores y periodistas, mediante el malware Pegasus, sea investigado de manera independiente.

José Antonio Guevara, director de la CMDPDH, alertó sobre los riesgos y vulnerabilidad que enfrentan activistas y comunicadores.

Censuró que el presidente López Obrador haya criticado la labor de ambos sectores. "Ha establecido un ambiente bastante adverso al trabajo independiente de las organizaciones de derechos humanos, que para hacer propuesta de modificación de política pública hacemos investigación y a partir de ello hacemos planteamientos de cambios normativos o de política que en ocasiones van en contra de los intereses del nuevo gobierno.

"Para poder avanzar en su agenda, él (el presidente) ha estado mencionando en su púlpito matutino críticas al trabajo de las organizaciones de la sociedad civil, lo cual debe ser rechazado por todos nosotros, le hacemos un llamado a que modere sus comentarios y reconozca la importancia de periodistas y defensores para fortalecer la democracia".