Por

Por 

Notimex

Washington, 18 Feb (Notimex).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamó hoy a la comunidad internacional a cerrar filas ante el extremismo violento de grupos como el Estado Islámico (EI).

 

En el marco de la Cumbre para Contrarrestar el Extremismo Violento, Obama dijo que esta violencia está dirigida contra personas de diversas creencias religiosas.

“Estamos aquí por un reto especifico, que es contrarrestar la violencia extremista, que no sólo tiene que ver con temas militares, pues no se trata sólo de terroristas que asesinan a gente inocente, también nos referimos a su ideología y su infraestructura”, indicó.

Consideró urgente responder frente a la presencia de grupos como Al Qaeda y EI, y subrayó que la prevención es uno de los objetivos de este evento de tres días, que concluye el jueves.

“Se trata de prevenir que estos grupos radicalicen, recluten e inspiren a otros para que actúen con violencia, y por eso pedí a gobiernos ir a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) este verano con propuestas concretos que podamos tomar juntos”, dijo.

Algunos de los pasos propuestos por el mandatario apuntan a confrontar lo que caracterizó como “ideologías torcidas”, empleadas para incitar a la gente a la violencia.

Obama defendió su decisión de no utilizar la palabra Islam en este contexto, como lo han denunciado grupo políticos conservadores.

Obama dijo que tanto Al Qaeda como el Estado Islámico (EI) “están desesperados por legitimidad”, y para ello sus líderes buscan presentarse como “guerreros santos” en defensa del Islam, y acusan a sus adversarios de estar en guerra contra su religión.

“Nunca debemos aceptar la premisa que proclaman, porque es una mentira, a menos que demos a estos terroristas la legitimidad que buscan. Ellos no son religiosos, son terroristas”, acusó.

El mandatario dejó en claro que Estados Unidos no está en guerra contra el Islam, “estamos en guerra contra la gente que ha pervertido el Islam”.