cultura | 17 de Octubre de 2018

Abundó entorno al valor de la cultura, que como fuente de riqueza simbólica “es un sustento de muchos creadores y familias". Foto tomada de @alefrausto

Por

Por 

Enrique Méndez y Roberto Garduño | La Jornada
Ciudad de México, 17 de octubre.- El presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía, Sergio Mayer, declaró que “el talento de los artistas y los creadores, el compromiso de los promotores y gestores culturales y la riqueza material e inmaterial de nuestras comunidades incontables y diversas” dará la pauta a ese grupo de trabajo.

En un acto inusual se presentó un espectáculo con cantantes de ópera y música mexicana, que actuaron en el recuadro que se abrió entre las mesas donde se encontraban los integrantes de la comisión y sus invitados. Fue la primera ocasión en 30 años a la fecha, por lo menos, en que un suceso así ocurre. Asesores del grupo de trabajo argumentaron que se trató de la apertura que habrá de parte de los legisladores que lo integran, con el sector artístico.

En San Lázaro, al instalarse dicha instancia, el diputado de Morena manifestó beneplácito por la salida al aire de Carmen Aristegui, en la cadena Radio Centro, y adelantó que su tarea será redistribuir la cultura entre los sectores más desfavorecidos de la sociedad.

A la ceremonia asistieron la futura secretaria de Cultura del gobierno del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, Alejandra Frausto, los embajadores de Bulgaria, Dan Tartakovski; Embajador mexicano de la B´nai B´rith, Israel, y al embajador de la República de Corea, Kim Sang Il, y José Alfonso Suárez del Real, secretario de Cultura de la Ciudad de México.

En su alocución inaugural, Mayer ponderó el trabajo entorno a reconocer y apuntalar la dimensión social de la cultura. “Que toda decisión legislativa y propuesta que afecte al amplio sector de la cultura sea entendida por sus componentes sociales profundos. Hago esta cordial invitación porque es aquí donde inicia la política cultural, en el diseño y aprobación del presupuesto y en el perfeccionamiento del marco normativo de la materia.

“En lo personal, considero que si un acento puede tener el trabajo legislativo que hagamos en estos tres años en esta legislatura es el social; una legislación cultural con sentido social que permita, desde el Poder Legislativo, redistribuir de mejor manera la gran riqueza cultural que tiene nuestro país, hacía los sectores más desfavorecidos.”

Abundó entorno al valor de la cultura, que como fuente de riqueza simbólica “es un sustento de muchos creadores y familias. Nuestro compromiso será dar impulso a la economía creativa. Desde esta comisión haremos hincapié en las necesidades presupuestales y fiscales de las empresas culturales y de las personas que viven del quehacer cultural.”