Chihuahua | 17 de Octubre de 2018

Busca enfrentar deudas y pagar sueldos; a partir de esta quincena, el Ichisal rescindió 300 contratos Foto cortesía Federico Martínez

Por

Por 

Jesús Estrada, Rubén Villalpando y Leopoldo Ramos / La Jornada
Ciudad de México, 17 de octubre.- El gobierno de Chihuahua anunció la liquidación de 2 mil 800 burócratas, equivalente a 20 por ciento de la plantilla laboral fija, de casi 14 mil empleados, informó Eduardo Fernández Herrera, subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda del Estado. Los altos funcionarios, sin embargo, no serán despedidos ni sus ingresos modificados, pues la entidad tiene salarios medianos respecto de otros estados.

En la actualidad el gobierno destina los recursos para pagar las deudas que heredó de la anterior administración encabezada por César Duarte, o para cubrir sueldos, por eso se tomó una medida tan dolorosa, la de reducir el gasto operativo, pues este gobierno, encabezado por el panista Javier Corral Jurado, no tiene capacidad de maniobra financiera, añadió.

De entrada, a partir de esta quincena, el Instituto Chihuahuense de la Salud (Ichisal) no renovó contrato a 300 empleados distribuidos en 10 nosocomios del estado, entre ellos los hospitales Central, el Infantil, el de Salud Mental en Chihuahua y el General de Ciudad Juárez.

Además del sector salud, la Secretaría de Educación y Deporte del Estado deberá reducir su personal en 15 por ciento. La Fiscalía General del Estado ajustará su plantilla y reducirá el gasto en nómina con el despido de por lo menos 200 empleados.

Los trabajadores despedidos protestaron ayer afuera de las secretarías de Salud y de Hacienda en Chihuahua capital. Sofía Calzadilla, secretaria general del sindicato de la dependencia, dijo que si no son reinstalados, habrá paros en hospitales de todo el estado.

Los manifestantes señalaron que al recibir su cheque de la primera quincena de octubre los obligaron a firmar una hoja de renuncia; las autoridades de Salud les dijeron que las bajas serían sólo de personal administrativo para no afectar la operación de hospitales, pero el lunes comenzaron a despedir personal de apoyo de las áreas de cocina, intendencia y banco de sangre, entre otros puestos.

Sin dar cifras, el subsecretario de Egresos de Hacienda informó que tras realizar todos los ahorros posibles, aún es grande el déficit que tiene el gobierno del estado, ya no nos queda dónde más guardar, ya quitamos gasolinas, celulares, seguros, servicios personales, todo esto será para obra pública, resaltó.

Comentó que en los recientes 10 años, el número de trabajadores del gobierno de Chihuahua se incrementó tres veces; en cambio, bajó el gasto en inversión que beneficia a la sociedad.

Tras sostener una reunión con representantes sindicales del sector salud estatal, a quienes les expuso el problema financiero que llevó a la toma de esa decisión, Fernández Herrera dijo que el ajuste del gasto operativo es una decisión que tomó el gobierno del estado, a fin de reducirlo en 20 por ciento.

Señaló que la actual administración recibió un gobierno quebrado, literalmente, con deudas por más de 8 mil millones de pesos a proveedores y 50 mil millones de pesos con bancos.

No afectará a maestros

González Herrera manifestó que ningún maestro será afectado, pues los despidos están enfocados en personal de confianza, cuyos trabajos no son esenciales para la operación de la secretaría, con criterios específicos. Es decir, ¿qué es lo que no se ve afectado? Evidentemente la plantilla de profesores, ningún docente del sistema estatal ni del federal perderá su trabajo, porque además de ser esencial su trabajo es personal sindicalizado.

Justificó que el ajuste es irreversible, pero se les está liquidando, con todos los derechos que tienen por ley, eso es en lo que participa la Secretaría de Hacienda”, acotó.

Paro en Salud de Coahuila

Cientos de trabajadores administrativos de la Secretaría de Salud pararon labores y se plantaron frente al edificio central de la institución, en Saltillo, Coahuila, en protesta porque la dependencia no cubre los pagos correspondientes al fondo de ahorro para el retiro ni al de vivienda.

Lidieth Reyes, secretaria general del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud, informó que la protesta se debe a que el titular de la dependencia, Roberto Bernal, no hizo nada sobre el problema, del cual se le puso al tanto desde el mes anterior.

Por acuerdo del sindicato, médicos y enfermeras continuaron sus labores en clínicas y hospitales, como el general de Saltillo, para no afectar a los pacientes.

Reyes refirió que sin explicación, la Secretaría de Salud dejó de cumplir compromisos laborales a los cuales los trabajadores tienen derecho.