mundo | 17 de Septiembre de 2018

En el documento elaborado por Consultores Internacionales, los transportistas identificaron ocho factores que afectan la competitividad del sector, como la infraestructura, el estado de las unidades normatividad, capacitación, costos directos, inseguridad, unidad organizacional y la interacción con el gobierno. Foto tomada de @canacarmexico

Por

Por 

Miriam Posada / La Jornada

Ciudad de México, 17 de septiembre.- La Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar) expuso ante el próximo subsecretario del Transporte, Carlos Morán, que sus principales problemas se concentran en los temas de inseguridad, corrupción, la situación de la infraestructura en todo el país, y que la suerte de los transportistas mexicanos en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte siga en manos del sindicato de transportistas estadunidenses.

El presidente de la Canacar, Enrique González Muñoz, dijo que los transportistas mexicanos no quieren ser "moneda de cambio" en las negociaciones del TLCAN, por lo que pidió al próximo funcionario que aborden el tema, y en respuesta, Moran señaló que eso tendría que ser antes de que el tema llegue al Senado o en negociaciones posteriores.

El presidente de la Canacar destacó que  la corrupción es uno de los elementos a atacar como prioridad de los transportistas y promesa del gobierno por entrar, bajo el entendido de que para que exista, se necesita quien extorsione y quien soborne.

Los transportistas dijeron que durante 2017 sus finanzas tuvieron un impacto de 92 mil 500 millones de pesos en costos directos e indirectos por el robo de mercancías y el alto costo de los seguros.

Detallaron que sus costos directos se han visto afectados por los precios del diesel, que se ha incrementado 372 por ciento entre 2004 y 2018, mientras que la inflación fue de 76.8 por ciento.

En la Agenda de Competitividad en el Sector Autotransporte de Carga 2030, que fue presentada a Carlos Morán, los transportistas señalaron que 52.3 por ciento de los caminos nacionales no están pavimentados, y 24 por ciento de las carreteras federales se encuentran en estado no óptimo.

En el documento elaborado por Consultores Internacionales, los transportistas identificaron ocho factores que afectan la competitividad del sector, como la infraestructura, el estado de las unidades normatividad, capacitación, costos directos, inseguridad, unidad organizacional y la interacción con el gobierno.