Chihuahua | 17 de Agosto de 2019

En noviembre de 2017, LeBarón Soto, junto con su comunidad y elementos de las policías estatal única y de la federal le impidieron el paso a Fabián Villa Esquivel a su domicilio. Foto archivo La Jornada

Por

Por 

Rubén Villalpando / La Jornada
Ciudad Juárez, 17 de agosto.- En un operativo policiaco, el Tribunal Unitario Agrario (TUA) del distrito 5 restituyó sus tierras a Fabián Villa Esquivel, ejidatario del municipio de Aldama, al que le fueron despojadas hace dos años por Joel Francisco LeBarón, integrante de la comunidad menonita, quien intentó impedir la ejecución judicial mediante violencia verbal. La presencia de los uniformados evitó una riña entre las partes. 

Los funcionarios del TUA comisionados volvieron a medir las colindancias del predio de 5 mil metros cuadrados y declararon cumplidos los ordenamientos del órgano colegiado y la ejecutoria del juzgado quinto de distrito, con sede en la ciudad de Chihuahua. 

Los peritos marcaron los límites de las propiedades que están a nombre de Ramona Ray Church y Villa Esquivel –este último reclamante de su tierra, quien contó con la ayuda de agricultores del ejido Galeana–; después retiraron el cerco que levantó LeBarón Soto, hace alrededor de dos años. 

Villa Esquivel informó que recuperó el predio que estaba en posesión de los LeBarón, familia de mucho poder económico, en los que se ubica la vivienda del rancho La Victoria, construida en la parcela 101 certificada como de su propiedad dentro de los terrenos del ejido Galeana. 

Explicó que en noviembre de 2017, LeBarón Soto, junto con su comunidad y elementos de las policías estatal única y de la federal le impidieron el paso a su domicilio; tiempo después se dio cuenta del despojo que habían perpetrado en su perjuicio, por lo que lo denunció ante las autoridades competentes y “finalmente se hizo justicia”, expresó el ejidatario. 

El TUA dio cumplimiento a la sentencia emitida desde el 6 de abril de 2017, referente al expediente 308/2014, en el cual se establece la delimitación de límites del certificado parcelario 108658 a nombre de Villa Esquivel. 

En esta ocasión, LeBarón Soto no contó con guardia y custodia de elementos de la Policía Federal que le había asignado la anterior administración y debió aceptar la decisión del TUA.