Baja California | 17 de Agosto de 2018

El caso de Marisol Quintero es ilustrativo: vino a Tijuana a buscar a su hermano y aunque su cuerpo todavía estaba en la morgue, su rostro no aparecía en las fotos. Foto Antonio Maya

Por

Por 

Antonio Maya

Tijuana, 17 de agosto.- Familiares de personas que perdieron la vida debido a la inseguridad que hay en la ciudad tienen que enfrentar cobros de hasta 50 mil pesos por el mal manejo de información del Servicio Médico Forense (Semefo), señaló el presidente de la Asociación Unidos por los Desaparecidos, Fernando Ocegueda Flores.

Aseguró que los cuerpos que llegan a la Semefo si no son reclamados en cinco días los envían a la fosa común “es injusto porque deberían de dar más tiempo para que los familiares puedan reconocer el cuerpo; qué tal si la persona no es de aquí y no tiene familia aquí en la ciudad”.

Osegueda comentó que los cuerpos son llevados a un panteón e introducidos en una bolsa hermética para ser colocados en una fosa con capacidad de hasta 20 personas.

Libros desactualizados
El caso que relató Marisol Quintero Valdez ilustra la denuncia: su hermano fue asesinado el pasado 26 de junio en el fraccionamiento Los Valles, por lo que el 11 de julio se trasladó desde Los Mochis, Sinaloa para reconocer el cuerpo “solicité al Semefo de Tijuana ver el libro donde están las imágenes de las personas muertas y mi hermano no estaba ahí, por lo que me fui al Semefo de Rosarito y ahí tampoco estaba”.

Fue el 24 de julio “cuando me dijeron del Semefo de Tijuana que él estaba en el panteón número 13 en la fosa número 6 en el nivel uno con 15 cuerpos arriba de él y que yo me encargara de sacarlo ya que no era problema de ellos ni de nadie sino mío”.

Comentó que le cobran alrededor de 50 mil pesos para sacar a su hermano de la fosa ya que se tiene que pagar entre 2 mil y 3 mil pesos por cada cuerpo que este arriba del de su pariente “se le tiene que colocar una bolsa especial a los cuerpos y aparte se le tiene que pagar al albañil para que abra la fosa”.

“Yo vine en tiempo y forma porque él se encontraba en Semefo cuando yo vine, y por no tener actualizados los libros me pasaron a mi hermano a la fosa común y ahora me están cobrando más dinero; que el gobierno haga algo porque por culpa de no tener actualizado el libro mi hermano se tuvo que ir a una fosa común, para mí ellos tienen la culpa porque yo vine en tiempo y forma”, expresó, Marisol.

Comentó que ella es profesora en Los Mochis, Sinaloa y tiene que estar descuidando su empleo para hacer los trámites necesarios para sacar a su hermano de la fosa común, “debería estar ahorita en un curso técnico pero estoy dejando de trabajar por estar aquí”.

Dijo que ella ha tenido que viajar en dos ocasiones a Tijuana para llevarse a su hermano a su ciudad natal “él vino hace un año a acá para poder ganar más dinero porque en Los Mochis no hay trabajo. Me siento impotente porque no tengo el dinero para poder llevarme a mi hermano; si tuviera esa cantidad la pago, pero no la tengo”.

De acuerdo con Fernando Ocegueda en 2017 en Baja California, mil 135 cuerpos fueron llevados a la fosa común y en lo que va del año suman 700, de los cuales 635 son de Tijuana.