Baja California | 17 de Julio de 2019

El gobernador electo, Jaime Bonilla Valdez junto al comisionado de San Diego, Rafael Castellanos. Foto cortesía equipo de Jaime Bonilla

Por

Por 

Redacción
Tijuana, 17 de julio.- Con la finalidad de instalar infraestructura pluvial y plantas de tratamiento para reencausar los escurrimientos de aguas negras, así como eliminar los altos niveles de contaminación de las playas en Tijuana, el gobierno de San Diego invertirá 15 millones de dólares a la iniciativa de descontaminación del próximo gobernador electo de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, así lo dieron a conocer el martes a través de un comunicado.

En la reunión sostenida entre Bonilla Valdez y el comisionado del puerto de San Diego, Rafael Castellanos se acordaron compromisos para descontaminar una amplia extensión de playas desde La Misión, hasta Playas de Tijuana, así como Imperial Beach al otro lado de la frontera.

El funcionario Rafael Castellanos detalló que se cuenta con 15 millones de dólares para el desarrollo de 15 proyectos que ayudaran a atacar el problema de contaminación que tanto aqueja a la región binacional.  

En el acuerdo de cooperación surgió el tema de las aguas residuales que corren a través de la canalización del río Tijuana, así como la regulación de la importación de llantas que en muchos de los casos, derivan de contrabando y su disposición final viene a contribuir negativamente en el medio ambiente de la región.

Por su parte, el coordinador de la agenda económica del próximo gobierno, Mario Escobedo Carignan, planteó la posibilidad de resolver los tiempos de los cruces con mayor tecnología.

¨Es un buen momento para iniciar una relación afectuosa y de trabajo, sobre todo evitar esas alertas o warnings que tanto afectan a nuestra ciudad¨, comentó Bonilla, quien resaltó la necesidad de trabajar juntos como una hermandad.