Baja California | 17 de Julio de 2019

Testigos en el lugar informaron que agentes federales intentaron detener al activista, quien además fue interrogado y revisado. Foto tomada de @PuebloSF

Por

Por 

Emir Olivares Alonso / La Jornada
Tapachula, 17 de julio.- Agentes federales intentaron detener esta mañana al activista defensor de los derechos de migrantes, Irineo Mujica, a fin de evitar que acudiera a la audiencia de apelación como parte de proceso judicial que se sigue en su contra por el presunto delito de tráfico de personas, que se desarrollará en Tapachula, Chiapas.

Organizaciones sociales informaron que el integrante de la organización Pueblo Sin Fronteras “fue interrogado por agentes del Instituto Nacional de Migración, de la Policía Federal y de la Guardia Nacional en la entrada de la terminal de autobuses de Arriaga, Chiapas. Irineo se dirigía a la audiencia de apelación en el caso penal fabricado contra su persona por el gobierno mexicano. Este hostigamiento es un intento del INM para interferir en el debido proceso y la justicia en un caso penal, lo cual es extremadamente grave”.

Mujica fue detenido el 6 de junio en Sonora, y fue acusado por la Fiscalía General de la República por el presunto delito de tráfico de personas. Al igual que el defensor Cristóbal Sánchez, detenido ese mismo día en la Ciudad de México. Durante la primera audiencia, el juez consideró que la Fiscalía no había allegado los elementos suficientes contra los activistas, y los dejó en libertad. Pero la dependencia federal apeló la decisión, por lo que se ha convocado a nueva audiencia.

Las ONG denunciaron que los agentes intentaron detener al activista, lo interrogaron y lo revisaron, así como a otros dos miembros de Pueblo Sin Fronteras que iban con él.

“El agente de INM le dijo a Irineo Mujica de forma agresiva que regresara a su país a pesar de que él es ciudadano mexicano”. Fue este funcionario, indicaron, quien insistía en la detención de Mujica.

El agente de la Policía Federal se identificó como Eugenio Martínez y el de la Guardia Nacional como José Luis Henriquez Trujillo.

“Gracias a que los otros compañeros de Pueblo Sin Fronteras empezaron a grabar la situación y que Irineo se identificó a la Policía Federal como integrante de una organización de la sociedad civil, pudieron evitar que se lo llevaran”.

El activista está ahora rumbo a la audiencia.

“Ahora nuestros compañeros van rumbo a la audiencia en Cintalapa, Chiapas. Reiteramos nuestra esperanza de que se respete el debido proceso”, comentaron miembros de la organización.

“Denunciamos urgentemente este hostigamiento contra Irineo y Pueblo Sin Fronteras, así como la campaña de criminalización contra personas migrantes y la sociedad civil por parte del gobierno mexicano bajo presión de los Estados Unidos”, finalizaron las organizaciones civiles.

Sondeo

Recientemente se presentó una iniciativa de ley para que el gobierno estatal norme el transporte público, otorgue concesiones y fije las tarifas máximas. ¿Está de acuerdo en que se les quite a los municipios?