méxico | 17 de Julio de 2017

El traslado del AICM al Reclusorio Norte duró unos 30 minutos. Foto Carlos Ramos Mamahua

Por

Por 

Gustavo Castillo y César Arellano, La Jornada

Ciudad de México, 17 de julio.-  A lo largo de más de 30 minutos de recorrido del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) hasta el Reclusorio Norte, cientos de ciudadanos salieron a las calles a observar el recorrido del convoy que trasladó al ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, al Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

A lo largo de la Avenida Hangares, Circuito Interior y el Eje Central, decenas de personas, vendedores, automovilistas lanzaron gritos de “ratero”, “chinga tu madre”, “mejor lo hubieran matado”, "chinguenlo” y “culero”, al paso del convoy formado por 12 vehículos de la Procuraduría General de la República y de la Policía Federal Ministerial, que incluyeron un grupo de cinco hombres fuertemente armado.

El ex gobernador permaneció durante más de una hora y media dentro del hangar de la PGR en el AICM, y tras ser sometido a una revisión médica fue subido a una camioneta blindada dentro de la cual se hizo el recorrido en aproxidamente 30 minutos hasta el Reclusorio Norte, ya que personal de la Sedretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México abrieron paso a la fila de camionetas que fueron rodeadas a lo largo de todo el camino por decenas de periodistas que lo siguieron en motocicletas y automóviles. 

En unos minutos el Consejo de la Judicatura Federal permitirá el ingreso de 30 periodistas a una de las salas de audiencia del Nuevo Sistema de Justicia Penal, donde el ex priísta comparecerá en calidad de imputado. 

La autoridad judicial sólo permitió que a esta audiencia pública accesen 30 periodistas, los cuales comenzaron a llegar a este centro de reclusión al filo de las 4 de la mañana, y han tenido que esperar al ingreso de Duarte de Ocha para que las autoridades judiciales permitan su ingreso. 

Una vez dentro, los periodistas sólo podrán hacer uso de un lápiz y una libreta ya que no podrán hacer grabaciones ni tomar fotografías de la diligencia. En todo caso podrán registrar mediante anotaciones o dibujos lo ocurrido en la audiencia.

El abogado Marco Antonio del Toro -quien defiente al Elba Esther Gordillo Morales- ya arribó al Reclusorio Norte y señaló que seguramente este será un proceso largo y que la esposa de Javier Duarte está apoyando a su cónyuge y está pendiente del proceso, aunque no estará presente en la audiencia inicial. 

Se debe recordar que Karime Macías viajó a Guatemala el día 14 de abril acompañada de sus hijos y sus padres para encontrarse con Javier Duarte en un hotel de lujo. 

Un día después Javier Duarte fue detenido en el lobby de ese hotel, y puesto a disposición del Poder Judicial de Guatemala donde le fue notificada la existencia de una orden de aprehensión en su contra y posteriormente fue encarcelado durante tres meses en una prisión militar. 

Sondeo

¿Quién es responsable del incremento de homicidios en Tijuana y el estado?