cultura | 17 de Julio de 2017

Tomada del libro Foto Tomada del libro

Por

Por 

Carlos Paul, La Jornada

Ciudad de México, 17 de julio.- Cartas para Lluvia es el título de la más reciente novela para niños escrita por el narrador mexicano Alberto Chimal (Toluca, Estado de México, 1970), cuya temática conjuga la amistad, la tolerancia, el bullying y lo fantástico.

Lluvia es una niña de unos ocho años que se ha tenido que cambiar de ciudad y de escuela. Su madre es psicóloga, quien mientras termina su maestría, por necesidad se dedica a leer las cartas del Tarot.  

Lluvia debe enfrentar a un pequeño grupo de odiosas niñas de su salón que le hacen  bullying  y que la cuestionan porque no tiene padre; al tiempo que se hace amiga de otra niña de nombre Caty. Y cada cierto tiempo, ocurre algo extraordinario, le llegan cartas escritas a mano de su papá, al que nunca ha visto. 

Es una novela, destaca Chimal, “en la que se amalgama toda esa cotidianeidad con lo extraordinario y fantástico”. 

Al tiempo que se habla de la comprensión, el afecto y la ayuda mutua, la imaginación en esta novela para niños se desborda en las cartas que el padre de Lluvia le escribe. 

De acuerdo con el autor de La torre y el jardín (2012), “la imaginación contribuye a hacer un poco mejor la existencia cotidiana”. 

Publicada por Ediciones Urano, en la novela, comentó el autor, en las cartas el padre de Lluvia le habla de lugares, personajes y circunstancias extrañas, aunque llega un momento en que la pequeña se cuestiona y se plantea que las cartas sean de verdad escritas por su padre, ya que ningún sobre tiene un timbre postal, y sospecha que es su mamá es quien se las escribe con la finalidad de tratar de consolarla por la ausencia del papá. Al final se revela cuál es la verdad acerca de esos mensajes escritos por el padre.